Científicos demuestran la importancia de la actividad de la telomerasa en el desarrollo y pronóstico del cáncer oral

GRANADA. Las células tumorales en el cáncer oral utilizan los mecanismos antienvejecimiento para sobrevivir y mantener activas sus poblaciones, generando tumores más agresivos.

El grupo A04-Patología Digital y Computacional, Inmunopatología y Cáncer del Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada (ibs.GRANADA), ha realizado un estudio que demuestra el papel que juega la telomerasa, una sustancia relacionada con el envejecimiento, en el desarrollo y pronóstico del cáncer oral.

El cáncer oral es una grave enfermedad que afecta cada año en el mundo a más de 375.000 pacientes. Además, el padecimiento de este tumor conlleva un elevado riesgo de muerte, con más de 150.000 muertes anuales, suponiendo el 50% de las muertes tras cinco años después del diagnóstico. Todo esto ocurre fundamentalmente como consecuencia del diagnóstico tardío de una mayoría de los pacientes que padecen cáncer oral. En los últimos años se ha despertado un notable interés por los mecanismos moleculares que gobiernan el envejecimiento de los órganos y tejidos y se ha observado que determinados mecanismos relacionados con el envejecimiento tienen una relación con el cáncer.

La investigación realizada desde el ibs.GRANADA, por los profesores Miguel Ángel González Moles y Pablo Ramos García, ha consistido en la revisión sistemática de miles de artículos científicos sobre carcinoma oral de células escamosas, utilizándose finalmente un total de 21, donde han encontrado una alta evidencia científica que demuestra la importancia de la actividad de la telomerasa en el cáncer oral.

Las personas mayores presentan más riesgos de desarrollar tumores. Uno de los mecanismos que justifican este hecho está ligado al acortamiento de los telómeros, que son fragmentos de ADN en los extremos de los cromosomas, cuya función esencial es la protección del resto del ADN del cromosoma. Con el envejecimiento, los telómeros se van acortando progresivamente hasta que dejan finalmente al ADN desprotegido que, en consecuencia, comienza a desarrollar alteraciones en su estructura que son predisponentes al cáncer. El mantenimiento de la longitud de los telómeros en las células neoplásicas es una vía por la que el cáncer progresa y se expande. Las células tumorales consiguen esto activando un enzima, la telomerasa, cuya función principal es mantener la longitud de los telómeros.

En muchos tipos de tumores se puede detectar un incremento de la actividad del enzima telomerasa, frecuentemente mediada por una producción excesiva de uno de sus componentes, la transcriptasa inversa de la telomerasa, que denominamos TERT.

El estudio, publicado en la prestigiosa revista Cancers por González Moles y Ramos García, que ha incluido un total de 1.698 pacientes con cáncer oral, ha demostrado por primera vez que la elevada actividad del enzima TERT en las células tumorales, medida por un sencillo método inmunohistoquímico, se comporta como un potente marcador de riesgo de muerte de los pacientes que padecen cáncer oral. Este hallazgo, presumiblemente ayudará a predecir mejor el pronóstico de estos pacientes y a seleccionar aquellos que necesitarán tratamientos más agresivos y seguimientos más estrechos y probablemente, todo ello redundará en una mejoría de la supervivencia de estos enfermos.

Sobre el grupo de investigación

El grupo de investigación “Patología Digital y Computacional, Inmunopatología y Cáncer” del ibs.GRANADA, cuyos investigadores responsables son Javier Luis López Hidalgo y Miguel Ángel González Moles, centra su investigación en la identificación de nuevos marcadores de interés pronóstico y diagnóstico en el cáncer. También realiza investigación sobre la biopatología del carcinoma oral de células escamosas, encaminada esencialmente al análisis de marcadores de proliferación celular en epitelios premalignos y en tejido tumoral, así como al estudio de proteínas estimuladoras de la proliferación.

En los últimos años la línea principal del grupo se ha dirigido al campo de expresión de marcadores de células madre cancerosas en epitelio premaligno y cáncer oral, así como al análisis de la expresión de los hallmarks del cáncer (características distintivas de las células neoplásicas). En la actualidad por medio de herramientas de patología digital y patología computacional, el grupo de investigación está desarrollando modelos de aprendizaje por Deep-learning como nueva línea en investigación del cáncer.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.