‘Diagnóstico del Mercado de Trabajo Local de Almuñécar’, por Pedro Navarro Rull

Pedro Navarro Rull. El objetivo del análisis del mercado laboral de Almuñécar es conocer qué características presenta para poder obtener una radiografía sobre su situación en el periodo 2010-2020 e intentar elaborar algunas conclusiones sobre cómo podría mejorar partiendo de la hipótesis de que existe una relación directa entre la falta de diversidad económica, con absoluta dependencia de sectores económicos de temporada como la agricultura y el turismo propiciando esto precariedad laboral, alta tasas de temporalidad y falta de oportunidades con una peligrosa desviación hacia la economía sumergida.

  • Lo que se publica es un extracto de un informe que se puede descargar en su integridad en el enlace que hay al final del texto.

Para este estudio, mediante el modelo de la descodificación y el enfoque de los mercados de trabajo locales se pretende analizar la configuración característica del empleo-desempleo y su vinculación con la estructura económica de Almuñécar durante el periodo 2010-2020 afectado por tres fases de ciclos bien distintos para lo cual se ha diseñado una estrategia de recogida de información basada en la armonización de indicadores aplicando un modelo de diagnóstico fundamentalmente deductivo y constructivo con recogida de información diacrónica:

  • Crisis 2008-2014
  • Recuperación 2015-2019
  • Crisis 2020-Actualmente

La dependencia casi exclusiva sector turístico y servicios, más sensible a los vaivenes económicos provoca mayor impacto en aquellos trabajadores que tienen más inestabilidad en los ingresos, un posicionamiento social previo con más riesgo y cuyo nivel de cualificación es menor puesto que se trata de actividad donde la exigencia formativa es baja y donde la temporalidad es mayor.
Muchos estos trabajadores de temporada, que en muchas ocasiones lograban mantener su posición social gracias a estos trabajos en el sector turístico, hoy están incorporándose al círculo de la pobreza (económico, brecha digital, energética e incluso alimenticia) pues el sector al que dirigían su actividad hoy está totalmente parado. El COVID-19 y su impacto está siendo desigual para desempleados de larga duración, familias monoparentales, mujeres, mayores de 45 años, etc.

Analizando los datos de contratos en Almuñécar en la serie histórica 2010-2020 se pueden extraer varias conclusiones que definen el mercado laboral existente. En el periodo analizado se registraron en Almuñécar 119.346 contratos de trabajo de los cuales el 96.40% son temporales (115.038) y solo el 3.60% son indefinidos (4.308). Estas cifras vienen a confirmar lo ya expuesto. Almuñécar debe diversificar su economía apostando la estabilidad laboral. Se trata, por tanto, de un mercado laboral desequilibrado y precario donde prevalecen las contrataciones están vinculadas a las puntas de trabajo en temporada turístico (Semana Santa y verano).

Fuente: IECA

Queda claramente reflejado que el peso del sector servicios es muy elevado y que la economía local carece de una diversificación económica que pudiera mitigar las potenciales malas temporadas turísticas vinculadas a determinados periodos de crisis (financiera y COVID-19).

En todas las economías avanzadas la mayor parte del empleo lo generan las actividades terciarias. El problema es que el turismo intensivo y estacional como motor principal del empleo y la economía en Almuñécar es muy sensible a inestabilidades políticas, económicas, sociales y sanitarias.

Esta elevada dependencia requiere de un cambio de modelo económico. Este debe ser un objetivo prioritario puesto que esta tipología de mercado laboral conlleva la escasez de condiciones dignas, contratos precarios, grandes dificultades de las personas demandantes de empleo de poder reunir los requisitos para poder solicitar las prestaciones o los subsidios por desempleo y futuras pensiones muy bajas (pensiones no contributivas).

A su vez, esta dependencia sectorial favorece la proliferación de la economía sumergida y de las contrataciones en fraude de ley (más horas de trabajo de las estipuladas en contrato, categorías laborales por debajo de las desempeñadas realmente, etc). La calidad turística también debe reflejarse en ofrecer a los trabajadores condiciones dignas. Estos a su vez, deben iniciar un proceso permanente de mejora en su cualificación que les permita ofrecer mano de obra profesionalizada y actualizada.

Esta falta de cumplimiento contractual, las condiciones salariales, la imposibilidad de conciliar la vida laboral y familiar, etc., provoca que no se cumplan las expectativas de las personas que trabajan en el sector, por lo que tienden a buscar trabajos mejores en otros ámbitos siendo la alta rotación otra característica definitoria de la situación del empleo y la contratación en Almuñécar.

Se están produciendo nuevas incorporaciones a la desigualdad. Colectivos que han deambulado de manera permanente fuera de los círculos de la pobreza (trabajadores de temporada). El impacto social y en el empleo por tanto, está siendo desigual (cualificados vs baja cualificación, temporales-indefinidos, inmigrantes-nacionales, madres solteras, trabajadores del mercado laboral informal, etc).

Las políticas municipales de empleo no deben dirigirse a la oferta de una amalgama de curso obsoletos y asistenciales donde la mayor motivación del alumno participante es percibir una beca por asistencia. Es más que evidente, que rara vez los participantes, una vez finalizado el curso logran encontrar empleo relacionado con las especialidades del curso (Ej: curso pintura, albañilería o peón agrícola). La oferta formativa municipal debe basarse en un diagnóstico de necesidades formativas previo buscando mejor la cualificación de los desempleados vinculados a los nuevos yacimientos de empleo.

Es importante destacar, que pese a este contexto y teniendo en cuenta los niveles de cualificación de los desempleados del municipio, en los últimos 10 años se ha producido un desmantelamiento de la amplia infraestructura existente en Almuñécar destinada a la formación, el empleo y el autoempleo.

Infraestructuras municipales desmanteladas o abandonadas:

  • Centro de Iniciativa Empresarial. Desmantelado para uso como edificio de Urbanismo sin creación de uno nuevo.
  • Centro Municipal “Antiguo Matadero”. Abandonado y con otro uso.
  • Aula de Peluquería y Estética Antigua Casa de Maestros de San Sebastián. Desmantelada.
  • Restaurante Escuela Horno de Cándida. Cerrado.
  • Restaurante Escuela Casa Morgan. En venta.
  • Hotel Escuela Palacete del Corregidor. Alquilado sin uso como escuela.

Desde la perspectiva local, se deben diseñar estrategias abiertas y participativas a medio y largo plazo (más allá de una legislatura) a través de un Pacto Local de Empleo. Este sería el marco colaborativo en el que todos los agentes políticos, económicos, sociales y educativos reflexionen y debatan sobre las estrategias y acciones a seguir que posibiliten una autentica transformación del mercado laboral y la economía local.

El crecimiento inclusivo y la diversificación económica deben dirigirse hacia sectores alternativos que pueden tener relevancia en Almuñécar eliminando la dependencia actual:

  • Energías renovables: producción de energía eléctrica marina, biocombustibles, solar y eólica. Especialización en reciclaje agrícola.
  • Industria Sanitaria y Servicios Sociales. La preocupación por la salud y el bienestar personal han aumentado considerablemente con el COVID-19. Esto va a generar oportunidades económicas con el fortalecimiento de los sistemas sanitarios (Centros de Investigación Biomédica, telemedicina, Centros de Día Internacionales, etc).
  • Turismo de Trabajo on line. Atracción hacia la red de hoteles y turismo residencial teletrabajadores europeos que puedan realizar desde aquí su actividad conectando por avión desde Málaga con cualquier ciudad de Europa.
  • Comercio internacional e industria agrícola transformadora. Especializada en subtropicales siempre desde la sostenibilidad.
  • Consumo local y de cercanía. Comercio alternativo con base social: mercados alternativos permanentes para la comercialización de productos de artesanía, segunda mano, agricultura, etc. Comercio local tradicional potenciado en espacios como Mercados Municipales.
  • Industria Cultural. Producciones cinematográficas en el territorio, potenciación del patrimonio local, representaciones teatrales, festivales, etc.
  • Industria azul: pesca sostenible, acuicultura, construcción naval, transporte marítimo, náutica de recreo, investigación y formación marítima, puertos y actividades portuarias, industrias de extracción marítimas, turismo marítimo y arqueología submarina.

Pulsa aquí para ver el diagnostico completo

Pedro Navarro Rull
Politólogo

Deja un comentario

Archivado bajo Almuñécar, Empleo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .