“Por la refundación del andalucismo”, por Ángel Ortega

ÁNGEL ORTEGA FERNÁNDEZ caraÁngel Ortega.- No vengo hoy a hablar como un militante de Partido Andalucista, que lo soy, sino como un apasionado del andalucismo, un defensor del proyecto nacionalista y de la herramienta de acción política y social del único partido de obediencia exclusivamente andaluza.

El andalucismo ha sido uno de los decisivos instrumentos en la construcción del estado democrático y de la configuración del Estado de las autonomías que, entre todos, decidimos darnos como elemento de convivencia. Hoy, el movimiento nacionalista andaluz es garantía de sensibilidad hacia los problemas de nuestro pueblo. Un andalucismo inexiste, innecesario, destrozado, “donde las pezuñas sustituyan a las alas”, que diría García Lorca, adormecerá y dejará en el olvido las reivindicaciones de un pueblo que se hipnotizará y plegará a los designios marcados allende Desperraperros.

El andalucismo es una escuela de vida, una tribuna libre donde el interés prioritario lo constituye la defensa de nuestra tierra. Es cierto que en la coyuntura política que nos encontramos, y tras las sucesivas debacles electorales, nuestro pueblo, el que nos sustenta y da sentido, nos ha vuelto la espalda. Es por ello que, en este escenario, hemos de ser especialmente críticos con nosotros mismos, nunca echar balones fuera ni presumir responsabilidades ajenas. El pueblo es soberano. Como hombres libres que somos, hemos de evidenciar y desterrar viejas prácticas y erróneas apreciaciones, para encontrar un camino que nos alumbre. Y sobre todo, no podemos reproducir los vaivenes y la sucesión de liderazgos y movimientos cainitas que han impedido fidelizar nuestro electorado en los últimos quince años.

Debemos aprender de nuestro pueblo, que ha sido capaz de sintetizar culturas a lo largo de milenios, para dotarse de unas señas de identidad propias. Aprendamos de nuestra trayectoria y aprovechemos lo positivo de nuestras acciones, para dotarnos de elementos nuevos, acorde a las demandas de nuestros conciudadanos. Es cierto que podemos estar moribundos, pero no muertos. Los 150.000 votos de las municipales son un acicate para reinventarnos, pero sin obviar el baño de realidad que han supuesto las elecciones andaluzas, en cuanto desafección del pueblo andaluz, ya que seguimos siendo extraparlamentarios.

Es necesaria una catarsis, sí. El partido debe sumergirse en su interioridad, no para mirarse el ombligo, sino para abrirse a la sociedad, desde la humildad y la más profunda autocrítica, para alumbrar un periodo nuevo en el que no debemos dejar herido a nadie, en el que nadie se quede en la cuneta. Porque todos somos necesarios, desde las viejas glorias hasta los más jóvenes simpatizantes.

El movimiento nacionalista debe afrontar la realidad y encontrar en el problema la solución. Entre todos, con la imprescindible complicidad y la participación de aquellos movimientos asociativos y ciudadanos que compartan la necesidad de un proyecto político propio. El andalucismo debe refundarse, alejándose de viejas prácticas y dotándose de nuevos instrumentos políticos, ideológicos y orgánicos. Entre todos, militantes y simpatizantes, encontraremos el latido de los andaluces para acompasarlo a nuestras formulaciones. Se llame como se llame y tenga la configuración que tenga el nuevo proyecto de acción política.

Pero sintiéndonos herederos de los postulados reivindicativos de Blas Infante, de la contribución del PSA al proceso democrático y autonómico, así como de los aspectos positivos de un PA que fue una herramienta útil para los andaluces cuando nos han dado responsabilidades de gobierno, tanto en los ayuntamientos, como en la Junta de Andalucía. Una historia que merece que el andalucismo resurja cual ave fénix. Un objetivo que, entendemos, sólo puede venir de la mano con la refundación del andalucismo, en un movimiento de abajo arriba.

¡Viva Andalucía Libre!

Ángel Ortega Fernández
Vocal de la Comisión Ejecutiva Nacional del Partido Andalucista
Concejal en Almuñécar por el PA

Deja un comentario

Archivado bajo Almuñécar, Opinión, Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.