“La década perdida”, por María Victoria Ruiz Ruiz

LA HERRADURA / María Victoria Ruiz Ruiz. El otro día me encontré con una amiga que, con esto de la pandemia, hacía mucho que no veía. Estuvimos poniéndonos al día en lo personal y terminamos haciendo un repaso de cómo estaba el pueblo y del poco futuro que había aquí para nuestros hijos. Salió el tema del instituto de la Herradura, se quejaba “han pasado ya 10 años y estos tienen buenas palabricas pero pocos hechos, mis hijos no van a ver el nuevo instituto”.

Es verdad, 10 años ya, toda una década, 10 años en los que gobierna el PP con un revueltillo de partidos y el apoyo incondicional de I.U., una izquierda vergonzante que ha vendido sus ideas a cambio de dejar bien colocados a los suyos en el Ayuntamiento y algunas que otras prebendas.

10 años dan para mucho. ¿Pero qué ha sido de todas esas promesas electorales que nos hicieron hace diez años, hace seis o hace dos?

En el balance de esta década entre botellón y fuego de artificio, se han quedado perdidas muchas oportunidades, esas que hubiesen significado un salto cuantitativo para nuestro pueblo.

¿Qué fue del paseo marítimo que se iban a traer, porque el que íbamos a hacer los andalucistas no les gustaba y votaron en contra? Pues nada, sus odios y complejos de inferioridad, no solo hicieron que perdiéramos los casi 9 millones de euros de financiación del Ministerio de Medio Ambiente, sino que no han sido capaces de hacer ningún otro. Ahora venden la remodelación del paseo, ¿en serio?!!… ¿Qué paseo?!!!.. El único paseo que vamos a tener es el cambio de la acera de la playa, a todas luces insuficiente para un pueblo de costa, y por cierto, por el que tienes que andar con pie de plomo cuando está mojado.

¿Y qué fue de la E.L.A.? Esa propuesta estrella de su programa. Si hasta se hizo un pleno en el teatro del Centro Cívico de La Herradura y se creó una comisión para poner en marcha la ilusionante aspiración a ser una Entidad Local Autónoma, una ilusión que ahora duerme el sueño de los justos y nos han querido conformar con poner una bandera de La Herradura y cambiarle el nombre a la Plaza Nueva. Con eso ¡ya somos independientes!

¿Y las grandes inversiones? Cero, ni públicas ni privadas; inversiones que se necesitarían para atraer turismo todo el año, un turismo de calidad que nos permitiera diversificar la oferta de verano.

¿Qué hacen con todo el dinero que recaudan? Nos han subido todos los impuestos, especialmente el IBI, han pedido préstamos cuantiosos a los bancos, pero ni sabemos ni vemos en qué se ha invertido ese dinero.

Eso sí, ahora tenemos “Paz Social”, la gente calla, no protesta… ¿tal vez por miedo, por cansancio?… O tal vez nos hemos resignado a que no les den solución a nuestros problemas y a tener un futuro incierto para nosotros y sobre todo para nuestros hijos.

Éramos un municipio activo, ilusionado y vivo… y nos hemos convertido en un pueblo apático y triste; dos meses en verano de actividad frenética y el resto del año, muerto. Parece que la única ilusión que tienen nuestras familias es “a ver si hay suerte y me meten al chiquillo en un curso de formación”.

Es su gran logro en estos 10 años; nos han llevado a tiempos pretéritos, donde, como contaba mi madre, mandaban los cuatros señoritos, y el resto trabajaba por un plato de comida. Ahora son ellos los señoritos, los que contratan a la gente por unos sueldos de formación para comprar sus voluntades y fidelizar sus votos.

Han convertido las redes sociales en el nuevo NO-DO, donde nos venden el trabajo cotidiano de mantenimiento rutinario de cualquier pueblo como “Grandes Logros”, pues es lo único que nos pueden dar, una simple y en ocasiones mal gestionada labor de mantenimiento y conservación de nuestro patrimonio.

Sinceramente, me niego a creer que este pueblo no quiera salir de la mediocridad y luchar por la excelencia, luchar por un futuro en el que nuestros hijos tengan oportunidades y no tengan que dejar su tierra para buscar trabajo.

Tenemos recursos naturales y tenemos capital humano, solo falta querer salir de este letargo en el que nos han metido durante toda una década. Que es difícil salir de esta apatía, sí. Pero que podemos lograrlo, seguro.

La Herradura, 25 de junio de 2021.

María Victoria Ruiz Ruiz (Vocal del Comité Local de Convergencia Andaluza).

Deja un comentario

Archivado bajo Almuñécar, Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .