La población reproductora del alimoche confirma en 2019 su tendencia ascendente en Andalucía

La población reproductora del alimoche confirma en 2019 su tendencia ascendente en Andalucía.jpg

ANDALUCÍA. La especie de buitre más amenazada de Europa, junto al quebrantahuesos, ocupa en la actualidad veinticinco territorios reproductores.

El inicio de una tendencia ascendente de la población reproductora del alimoche en Andalucía ha quedado confirmado en 2019, según se refleja en el último censo realizado por los técnicos de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible adscritos al Plan de Recuperación de Aves Necrófagas. Los resultados de este trabajo señalan la existencia de veinticinco territorios reproductores ocupados, quince de ellos en la provincia de Cádiz, cinco en Jaén, dos en Córdoba y Málaga y uno en Sevilla.

El alimoche (Neophron percnopterus percnopterus), especie catalogada con la máxima figura de protección en el Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas, es la más pequeña de las rapaces carroñeras europeas y una de las más oportunistas en cuanto a su ecología trófica, alimentándose de cualquier tipo de carroña. Este hecho la hace tremendamente vulnerable al veneno, la principal causa de mortalidad conocida en Andalucía. La segunda causa no natural son los accidentes por colisión con los aerogeneradores de parques eólicos. Otros problemas de conservación son los que afectan a la reproducción destacando las molestias producidas en los lugares de cría por distintas actividades como construcción de infraestructuras, trabajos forestales o uso público no regulado. Minimizarlos provocaría automáticamente un repunte en el número de territorios ocupados por parejas reproductoras y, por tanto, un efecto inmediato sobre la tendencia de la población reproductora.

Los técnicos de la Agencia de Medio Ambiente y Agua (Amaya) han realizado un censo completo de los territorios de cría y un seguimiento detallado de la reproducción que ha culminado con una campaña de anillamiento de pollos en los nidos de aquellas parejas reproductoras que han criado con éxito, y con el análisis de las causas de fracaso reproductor en aquellos territorios donde éste se ha producido.

La mayoría de los territorios de cría se encuentran en Espacios Naturales Protegidos, destacando los Parques Naturales Sierra de Grazalema, Los Alcornocales y Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas con seis, cinco y cuatro territorios ocupados, respectivamente. En dieciséis de ellos han llegado a volar 22 ejemplares jóvenes del año.

El número de parejas reproductoras de alimoches en Andalucía había venido disminuyendo sensiblemente desde 1990, año en el que se obtienen los primeros registros fiables, hasta la actualidad. De la cifra inicial de 81 territorios ocupados se bajó a 50 en el año 2000. Desde 2004, los técnicos de este plan de recuperación realizan un seguimiento exhaustivo de la especie en la región que permite tener datos anuales de la evolución de la población reproductora. En los tres últimos años se empieza a detectar un ligero repunte en esta especie, la más amenazada de Europa junto al quebrantahuesos.

Deja un comentario

Archivado bajo Andalucía, Medio Ambiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.