En Almuñécar, el equipo de gobierno del PP renuncia a la Bandera Azul

El concejal delegado de Turismo, Rafael Caballero Jiménez, ha recibido las cuatro banderas de 'Q de calidad'

MADRID. La Bandera Azul tiene un reconocimiento internacional y está presente en casi 50 países de los cinco continentes. La Marca “Q” Calidad Turística es un certificado nacional.

El concejal delegado de Turismo, Rafael Caballero Jiménez, ha recibido las cuatro banderas de “Q de calidad” que el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) ha concedido a las playas de: Velilla, Puerta del Mar, San Cristóbal y La Herradura.

El acto ha tenido lugar en el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y ha estado presidido por la Secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego Cortés, y el presidente del ICTE, Miguel Mirones Díez.

La Bandera Azul – Reconocimiento internacional

El Jurado Internacional Bandera Azul 2016 ha otorgado 686 banderas azules, 586 a playas y 100 a puertos deportivos, ocho más que en 2015.

Creada en 1982, la entidad que concede las banderas azules en España se denomina Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor y se define a sí misma como una organización sin ánimo de lucro.

Almuñécar no recibió ninguna Bandera Azul.

Para que una playa obtenga la Bandera Azul debe reunir los siguientes requisitos:

1-Debe estar expuesta al público información sobre los ecosistemas litorales, espacios naturales sensibles (Espacios Naturales Protegidos) y especies protegidas en esa zona costera.
2-Debe estar expuesta información actualizada sobre la calidad de las aguas de baño.
3-Debe estar expuesta al público información sobre el Programa Bandera Azul y otros programas de la FEE.
4-Las normas locales de utilización de la playa deben ser fácilmente accesibles al público y estar a su disposición cuando las soliciten. El código de conducta que debe seguirse en la playa y su entorno deberá estar expuesto en la misma.
5-El Ayuntamiento debe demostrar que se ofrecen al público, como mínimo, cinco actividades de información y educación ambiental.
6-Cumplimiento de los requisitos y estándares de una calidad excelente de las aguas de baño.
7-Ausencia de vertidos industriales, de aguas residuales y de otro tipo de sustancias contaminantes o basuras, que pueden afectar o la playa o a su entorno.
8-El municipio debe cumplir los requisitos establecidos para el tratamiento y posterior vertido de las aguas residuales urbanas.
9-Las algas y restos de vegetación en la playa no deberían recogerse en la medida en que su acumulación y podredumbre no resulten claramente molestas e insalubres.
10-Debe constituirse un Comité de Gestión de la Playa, que sea responsable de la puesta en marcha y seguimiento de los métodos y actividades de gestión ambiental de la playa y del desarrollo de inspecciones o auditorías ambientales de las instalaciones de la playa.
11-El municipio debe contar con un plan de desarrollo y ordenación del territorio para su zona litoral. Tanto este plan, como las actividades que el municipio desarrolle en dicha zona, deben respetar la normativa vigente en materia de ordenación del territorio y protección del litoral. La playa debe cumplir con toda la normativa, (legislación ambiental y planificación u ordenación de la zona litoral) aplicable a su espacio físico y a las actividades desarrolladas en ella.
12-La playa debe estar limpia.
13-Correcta instalación, mantenimiento y vaciado regular de un número adecuado de papeleras y contenedores.
14-Deben existir en la playa o su entorno contenedores o infraestructuras para la recogida selectiva de residuos.
15-Existencia de sanitarios adecuados y limpios, sin vertidos incontrolados o ilegales de sus aguas residuales.
16-En la playa no se permite el camping ni la circulación o estacionamiento de vehículos no autorizados o los vertidos de basuras.
17-Prohibición-control de animales domésticos en la playa. Las normas locales referentes a la limitación de perros, caballos y otros animales domésticos en la playa, deben ser estrictamente respetadas y su acceso o actividad rigurosamente controlados.
18-Buen mantenimiento y apariencia de los edificios y servicios de la playa.
19-Presencia de socorristas con certificación profesional y contratados en la playa durante la temporada de baño encargados de las labores de salvamento y socorrismo y equipo de salvamento adecuado y claramente señalizado en la playa, incluyendo instrucciones sobre su modo de empleo, así como acceso inmediato a teléfono público.
20-Equipo de primeros auxilios en la playa, fácilmente identificable y accesible.
21-Señalización-control de zonas específicas para actividades incompatibles con el baño (surf, kite surf, embarcaciones, patines acuáticos, etc.). Si existen espacios protegidos en el área circundante a la playa, deberán adoptarse las medidas necesarias para evitar que sean dañados como consecuencia de la práctica de tales actividades o de la incursión de vehículos o embarcaciones en dichos espacios.
22-Planes de emergencia locales y/o regionales con los que hacer frente a accidentes o desastres ecológicos.
23-Accesos fáciles y seguros.
24-Una de las playas con Bandera Azul del municipio, como mínimo, debe poseer rampas de acceso a la playa y sanitarios para personas en situación de discapacidad, excepto en aquellos casos en que la topografía claramente no lo permita.
25-Debe exponer un mapa de la playa indicando la ubicación de las diferentes instalaciones y servicios.

Distintivo “Q” – Reconocimiento nacional

El distintivo “Q” no tiene nada que ver con la Bandera Azul. El encargado de otorgar la Marca “Q” Calidad Turística es el Instituto para la Calidad Turística Española.

El ICTE es una Entidad de Certificación de Sistemas de Calidad especialmente creada para empresas turísticas.

Es un Organismo vinculado al Ministerio de Industria, Energía y Turismo de España y reconocido solo en el ámbito nacional.

Concretamente, la “Q” se puede encontrar, por ejemplo, en los siguientes tipos de establecimientos:nAutocares de Turismo, Estaciones de Esquí, Ocio Nocturno, Servicio de Azafatas, Servicios de Restauración…

En cambio, el “Programa Bandera Azul” comienza en Francia, en 1985, y se extiende en Europa desde 1987. Posteriormente se expande más allá del continente europeo. Actualmente, casi 50 países en los cinco continentes participan en la Bandera Azul. El Programa promueve el desarrollo sostenible de las zonas litorales, a través de la exigencia de unos estándares elevados en la calidad de las aguas de baño, la seguridad, la gestión ambiental y la información y educación para la sostenibilidad.

Bandera Azul trabaja también para fomentar la cooperación entre el sector turístico y el sector ambiental, a nivel local, regional y nacional. Así, a lo largo de estos años, el Programa Bandera Azul se ha convertido en una etiqueta y un galardón ambiental universalmente conocido y valorado por los turistas y por los tur operadores Internacionales.

Si atendemos a la Costa granadina, es destacable que consta con casi una treintena de playas pero únicamente tres fueron las que solicitaron la Bandera Azul y finalmente fue concedida a Playa Granada, Carchuna y Calahonda.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Almuñécar, Medio Ambiente, Turismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.