“Aún suena la Semana Santa”, por Trinidad Herrera Lorente

ALCALDESA DE ALMUÑECAR TRINIDAD HERRERA 14Trinidad Herrera.- Allá por donde vayas, en estos días, es inevitable escuchar conversaciones sobre nuestra Semana Santa. Es del todo lógico, si tenemos en cuenta que el aluvión de sensaciones ha sido tan intenso que estamos viviendo una especie de resaca de sentimientos que es necesario expresar; y por eso es tan agradable como unos y otros no dejan de comentar, explicar, revivir…

Es cierto que, ayer mismo, tuve ocasión de hablar de lo acontecido en Almuñécar y La Herradura durante nuestra especial y hermosa Semana Santa; pero también lo es algo que me lleva interiormente “pidiendo paso” desde hace algunos días.

Hoy quiero tener una dedicatoria algo más pausada hacia los protagonistas del sonido envolvente y casi mágico que pone un maravilloso telón de fondo a nuestra particular manera de vivir la tradición cofrade. Me refiero al sonido de la música, de nuestras bandas y agrupaciones…  y me refiero al sonido precioso y único de nuestros niños, de “Los Macarenos”.

De las primeras poco podría yo añadir que no haya reconocido no solo Almuñécar, sino la costa entera. Nuestro municipio siempre fue una fuente de formaciones musicales de renombre y siempre fue y es considerado un referente por la solidez y el nivel insuperable de sus colectivos bandera: la banda de cornetas y tambores Nuestro Padre Jesús de la Sentencia, la agrupación musical Nuestra Señora de la Encarnación y la Banda de Música Municipal de Almuñécar.

Insisto en que sus integrantes merecen una mención especial y consciente, porque su aportación al mundo cofrade local ha sido tan importante que nada de lo que hay sería lo mismo y porque el contingente humano que las forma es tan amplio que, necesariamente deben ser objeto de nuestro reconocimiento y apoyo. Yo, como alcaldesa, puedo presumir y llevar a gala que cualquiera de las tres son todo un emblema del movimiento no solo cofrade, sino cultural y social del municipio.

Me consta, además, que en el caso de La Sentencia o La Encarnación han brillado y destacado allá donde vayan o se las reclame y su prestigio vuela ya muy, muy alto.

Por eso insisto en que, tras el brillo emocional y devoto de nuestros pasos, están ellos para hacer posible el milagro del sentimiento más auténtico gracias al lenguaje universal de la música y, en eso, Almuñécar va muy por delante y todos, absolutamente todos, jóvenes y veteranos integrantes de las tres formaciones, son profesionales como la copa de un pino, se pasan el año entero ensayando y perfeccionando y además llevan a gala el nombre de su pueblo allá donde vayan. ¡Va por ustedes y por el amor tan grande que demostráis por lo que hacéis!.

Y del sonido grandioso de nuestra pasión, al valioso estallido de gritos, risas y vivas con que -un año más- nos han ofrecido nuestros niños, “Los Macarenos”.

Realmente, creo que estamos ante algo más que una manifestación cofradiera infantil; llevamos años viviendo, sin que apenas nos demos cuenta, en la antesala de un fantástico relevo generacional que dará un impulso formidable a nuestra tradición cofrade. Pero esto, con ser una meta a medio o largo plazo no es lo más importante, pues lo relevante es el cariño que este año han vuelto a demostrar los chavales; la implicación tan hermosa de sus padres y el recibimiento feliz de un pueblo que sabe acoger y hacer valer lo más auténtico de sí mismo. Había que ver las caras, había que ver la compostura, había que observar esos preciosos y pequeños pasos construidos con una entrega tal que conmovían todos los detalles: imágenes también pequeñas, sus palios, sus calvarios, sus varales, sus velas… nada faltó en los cortejos que reflejaban la inmensidad de la semana santa de nuestro municipio, pero proyectada en la escala cándida y sencilla de centenares de pequeños. De verdad, ¡cuanta imaginación y cuanta ilusión!.

Hoy, y concluyo, me quedo con esas risas y esa algarabía aún luciendo como un eco del colofón de nuestra Semana Santa; hoy vuelvo a escuchar, en silencio, los sonidos de nuestras bandas y agrupaciones. Y espero que, también, cada uno de vosotros guarde para sí esos mismos sonidos para que os impulsen a seguir engrandeciendo esta manera tan perfecta de hacer historia, desde la fe y el sentir más popular y enraizado.

Trinidad Herrera Lorente
Alcaldesa de Almuñécar


Tema: Semana Santa

Deja un comentario

Archivado bajo Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .