La motobomba de extinción de agua de la Fábrica del Pilar se expone en el Ayuntamiento tras su restauración

MOTRIL. La alcaldesa y la concejala de Patrimonio Industrial del Azúcar, junto a la gestora de instituciones de Cajasur y los restauradores, han presentado esta pieza de museo que está catalogada como Bien de Interés Cultural.

La alcaldesa de Motril, Luisa María García Chamorro, junto a la concejala de Patrimonio Industrial del Azúcar Magdalena Banqueri, Sara Juárez Godoy, gestora de instituciones de Cajasur, y los restauradores, David Pérez Álvarez y Francisco Pérez Ruiz, han presentado la motobomba de extinción de incendios que estará expuesta en el Ayuntamiento de Motril.

La alcaldesa ha señalado que es un día de agradecimiento a todas las personas e instituciones que han hecho posible la recuperación de esta motobomba para que todos los motrileños y todas las personas que visiten el consistorio puedan ver esta auténtica pieza de museo que además está catalogada como Bien de Interés Cultural.

«Uno de los objetivos principales de este equipo de gobierno es la recuperación de la Fábrica del Pilar, pero no solo nos detenemos en los grandes e importantes proyectos, como la rehabilitación de la casa del ingeniero que inauguraremos en breve y que será la sede institucional de la concejalía o la rehabilitación del tren de molinos, sino también a esas piezas que tienen no solo un valor sentimental y también histórico sino que además son bienes BIC y que ya sea a través del presupuesto municipal o a través de convenio de colaboración, como en este caso, vamos a seguir poniendo en valor», ha indicado la primera edil, puntualizando que podríamos estar ante el primer camión de bomberos de Motril.

La concejala de Patrimonio Industrial del Azúcar ha informado de que la pieza data del año 1935, y pertenece a la colección de maquinaria y enseres de la Fábrica de Azúcar de caña Nuestra Señora del Pilar. «Sirvió de apoyo a la protección del recinto frente al fuego pero también realizó actuaciones fuera de la propia fábrica, con lo cual ha sido testigo de muchos acontecimientos de la época y que se va a convertir en un testimonio vivo de la tecnología y medios que había en la época», ha indicado.

Desde Cajasur, Sara Juárez Godoy, gestora de instituciones de la entidad, ha expresado que es un auténtico honor «poder colaborar en el patrimonio industrial del azúcar, porque es un proyecto que nos parece impresionante y esperamos que tenga todo el éxito del mundo y ojalá sea un referente nacional».

David Pérez, autor de la actuación de restauración junto a su padre, Francisco Pérez, ha relatado que ha sido una labor apasionante que les ha llevado cerca de un año. «Primero hubo que realizar el desplazamiento y limpieza de la pieza porque aunque estaba custodiada había sufrido deterioros; después pasamos a la chapa, desmontaje integral salvo la parte del motor, y un minucioso trabajo con componentes muy pequeños que tuvieron que tratarse de forma manual». Incluso, sin llegar a arrancar, se hizo que pudiera estar en movimiento y se realizó un importante trabajo de investigación, ficha técnica y se finalizó con la pintura.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.