La Guardia Civil rescata a miembros de una familia enriscada en el barranco de San Juan de Sierra Nevada

SIERRA NEVADA. La mujer se había caído y se había roto la clavícula, pero además sufría una fuerte hipotermia porque se había adentrado en la nieve en pantalones cortos.

  • El rescate comenzó a las 17:00 horas y finalizó a las 22:45 horas.

La Guardia Civil ha recatado a un matrimonio, un hombre de 57 años de edad y una mujer de 53, y a tres de sus hijos de entre 11 y 21 años de edad, de nacionalidad inglesa, que se habían quedado enriscados en el barranco de San Juan de Sierra Nevada después de que la madre sufriera una caída y se rompiera la clavícula.

Aunque más allá del dolor producido por la fractura, el verdadero peligro al que se expuso la mujer y el resto de su familia fue la hipotermia. Cuando los especialistas del Servicio de Montaña de la Guardia Civil llegaron hasta las víctimas comprobaron que la mujer tenía golpes y laceraciones sangrantes en la pierna izquierda y que se quejaba de un fuerte dolor en el hombro izquierdo;  pero sobre todo presentaba una severa hipotermia porque llevaba horas en la nieve en pantalón corto, así que tras inmovilizarla y moverla hasta la camilla de rescate, la prioridad de los agentes fue intentar que entrara en calor con ropa de abrigo y bebida caliente. 

El rescate comenzó a las 16:45 horas del 29 de diciembre, justo después de que el Servicio de Emergencias 112 de la Junta de Andalucía alertase a la Guardia Civil sobre una persona que se había despeñado por un barranco en Sierra Nevada.

La Guardia Civil se puso en contacto con la persona que había pasado el aviso y averiguó que se trataba de una familia de nacionalidad inglesa que estaba enriscada en el barranco San Juan de Sierra Nevada. La madre había sufrido una caída en el fondo del barranco  y no podía moverse y junto a ella había cuatro personas más, el padre y tres hijos niños de corta edad, que tampoco podían moverse porque no tenían material adecuado, ni nivel técnico ni físico suficiente para ascender por la fuerte pendiente de nieve helada.

Cuatro especialistas del Servicio de Montaña de la Guardia Civil de Granada se dirigieron al lugar en un vehículo patrulla al no poder realizar el rescate en helicóptero por la falta de luz.

Al llegar al lugar los agentes comprobaron que el grupo de personas al que tenían que rescatar estaban al fondo del valle San Juan, a unos 500 metros de la carretera. 

Los agentes bajaron hasta ellos, prepararon a la herida para la evacuación en camilla y repartieron ropa de abrigo, bebida caliente, crampones y piolet al padre y a los tres niños, a los que, además, anclaron a una cuerda de seguridad para que, auxiliados por un especialista, pudieran subir la pendiente helada. 

El izado de la camilla hasta la ambulancia fue un duro trabajo en el que participaron los otros tres especialistas y se hizo mediante diez maniobras de contrapeso desmultiplicado por una polea.   

Los agentes consiguieron llegar con la herida y el resto de la familia hasta la ambulancia a las 22:45 horas. No solo la madre tuvo que ser asistida por los servicios médicos, el resto de la familia también requirió atención sanitaria por hipotermia. Ninguno de ellos llevaba ni ropa ni calzado adecuado para la actividad que estaban realizando.

Prevenciones y actuaciones en caso de accidente en montaña

Hay que tener en cuenta que la mayor parte de los accidentes en montaña se deben a fallos humanos y un porcentaje muy pequeño a hechos fortuitos ajenos a la actuación de la víctima.

Consejos para prevenir accidentes o mitigarlos:

  • Planifica tu actividad con información adecuada (mapas, libros, reseñas, etc…)
  • Procura conocer con antelación el medio en que te vas a mover. Si es la primera vez que lo haces contrata un guía o hazte acompañar por alguien más experto.
  • Procura no ir solo a la montaña. El grupo mínimo aconsejable es de tres componentes. En caso de accidente, mientras uno acompaña al accidentado el otro va a buscar ayuda.
  • No empieces la actividad tarde y planifica el horario con un margen de seguridad adecuado al más lento del grupo.
  • Deja dicho dónde vas y los detalles de tu actividad a alguien cercano.
  • Infórmate de la predicción meteorológica.
  • Asegúrate de que llevas un equipo adecuado a la actividad que realizas y procura mantenerlo siempre en buenas condiciones.
  • No sobrestimes tus posibilidades. Elige una actividad acorde con tu nivel físico y técnico.
  • Fedérate en alguno de los clubes de montaña en los que obtendrás conocimientos sobre cómo moverte en el medio y técnicas para aumentar tu seguridad.
  • Obtén conocimientos en primeros auxilios.
  • Si tu estado anímico no es el más adecuado o no estás predispuesto, no emprendas actividades de cierta complejidad técnica.
  • Mantén la preparación física adecuada.
  • Incluye siempre en tu equipo una linterna, impermeable, un chaleco reflectante y manta térmica, aunque esté anunciado buen tiempo y no tengas previsto finalizar de noche.
  • Lleva teléfono móvil y comprueba que la batería está totalmente cargada antes de iniciar la actividad. Si tienes licencia puedes llevar también una emisora conectada a la red REMER (146,175 Mhzs) en la que funcionan la mayor parte de los refugios de montaña.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.