Un libro profundiza en la importancia vitivinícola que tuvo Granada y en la historia de los viñedos alpujarreños

GRANADA. El presidente de la Diputación de Granada, José Entrena, ha presentado hoy el libro “La filoxera y la decadencia de la Alpujarra Meridional a finales del siglo XIX”, de Francisco Antequera, y editado por la Diputación de Granada y la Denominación de Origen Protegida Granada.

Entrena, que ha estado acompañado por el autor, por el presidente de este Consejo Regulador, José Olea, y la diputada de Empleo y Desarrollo Sostenible, Ana Muñoz, ha explicado que este libro se publica en el contexto de la campaña publicitaria de promoción de los vinos de la tierra, que ha impulsado la Diputación desde el pasado día 15 de octubre y que estará activa hasta el próximo día 7 de noviembre.

Esta campaña, que se está desarrollando en medios convencionales y en redes sociales, lleva por lema “Brinda con vinos de Granada” e invita a celebrar con caldos de la tierra “lo que nos une” y “lo que nos hace únicos”.

La iniciativa forma parte de las acciones que se promueven desde la Diputación de Granada con el objetivo de dar a conocer a la ciudadanía de la provincia la calidad de los productos de la tierra para favorecer así su consumo, tanto en la compra directa como al demandarlos en los establecimientos de hostelería.

Así que, según ha señalado, la edición de este libro forma parte de las acciones que desarrolla la institución “para animar a la población a consumir productos de la provincia, porque son de excelente calidad y porque así contribuyen al crecimiento de nuestra industria agroalimentaria”.

En relación al contenido del libro, se ha referido a una obra “profunda y minuciosa” que va a permitir al lector conocer “muy a fondo” parte de la provincia. En este caso, una parte muy importante de la Alpujarra, que es donde se centra el relato.

“Es realmente interesante el modo en que el autor nos transporta a finales del siglo XIX y nos relata la historia de esta comarca y de sus municipios, a través de la historia de sus viñedos”, ha asegurado. 

Fortaleza del sector agroalimentario

Para el presidente, es “fundamental conocer ese pasado -con sus triunfos, sus dificultades, sus pérdidas- para estar en disposición de construir su futuro”. “Y estamos seguros de que el vino de Granada tiene mucho futuro”, ha afirmado.

Por último, ha agradecido el trabajo de Francisco Antequera y de José Olea, y ha recordado que el vino es uno de los elementos “más potentes” con los que cuenta la Granada para fortalecer su sector agroalimentario y, en consecuencia, la economía provincial.

Por otro lado, el responsable de la Denominación de Origen, José Olea, ha agradecido a la Diputación la colaboración que ha prestado “para hacer viable y sacar a la luz un documento, que pone negro sobre blanco una realidad que sucedió en Granada hace más de un siglo”. Olea ha explicado que esta provincia era una de las más vitivinícolas de España junto con Málaga y que “desgraciadamente”, una pandemia que, en este caso atacó a las vides, “prácticamente arrasó con una riqueza territorial impresionante”.

Con esta libro, ha indicado, el Consejo Regulador pretende dar a conocer a la sociedad granadina “parte de una historia que desconoce y que la racionalice en los albores del siglo XXI para de alguna manera crear y generar riqueza en Granada”. Para Olea, Granada tiene las cualidades necesarias para producir grandes vinos: “Lo único que necesitamos es el acompañamiento de la sociedad granadina en la divulgación y consumo de ese producto”.

El objetivo, ha insistido, es volver a generar una riqueza económica en la provincia de Granada en torno a la viticultura y al vino porque, según ha apuntado, “es socialmente rentable, porque generan mano de obra, y es medioambientalmente sostenible”.  

Por su parte, el autor ha recordado que cuando tomó contacto con la Alpujarra hace 35 años encontró una comarca “donde existía una memoria colectiva que hacía referencia a un pasado de esplendor vitivinícola, de lo que fueron y ya no eran”. Por ello, publicó un primer libro en 2013 -“La Sierra de la Contraviesa: historia y agricultura de la Alpujarra”- y este último, que muestra el alto nivel que alcanzó la vinicultura de la comarca en su época de mayor esplendor político, económico y social hasta que apareció un “voraz” insecto que arrasaría los viñedos.

En el texto, explica el autor, se describe cómo se extendió la plaga y los efectos que produjo, cómo se intentó combatir, cómo reaccionaron los afectados y qué hicieron las autoridades. “La filoxera sería la culpable pero no la única causa de la profunda crisis económica, demográfica y social que transformaría estas florecientes montañas en territorios pobres y decadentes”, ha apuntado, y ha añadido que la Alpujarra “se vería empobrecida, los propietarios de tierra arruinados, los medianeros abandonarían las tierras y los jornaleros debido a la hambruna emigrarían en demanda de sustento a países más hospitalarios y, si cabe, mejor regidos”.

Deja un comentario

Archivado bajo Alpujarra, Historia, Literatura

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.