Álvaro Manzano. “No hay nada como pelear por algo muy difícil de conseguir”

ALMUÑÉCAR / Crónica de Manuel Alonso. Hace algunos años, mientras yo huía por la vega, Álvaro apretaba tuercas en un taller cercano. Lo revolucionario de este triatleta siempre ha sido decir lo que se quiere hacer y luego hacerlo. (Y no podemos olvidar que eso está en peligro de extinción, sino extinto ya)

Álvaro Manzano corriendo con su perro pertenece al paisaje emocional, al escenario de Almuñécar. Como si llevara ahí todo el tiempo, desde que se desprecintó el mundo. Mi amigo José ‘El del estanco’ me pone sobre la pista y una corriente eléctrica me sacude de la cabeza a los pies. Aquel mecánico con pinta de surfero escondía un carisma monstruoso dentro de su mono de trabajo. Le oigo en un audio de quince minutos (insiste en que se enrolla mucho pero le confirmo que he llegado a recibirlos hasta de 54 minutos, siempre por la noche) y lo que me queda claro tras escucharlo es que no aspira a ningún tipo de fama, pero al final tendré que llamarle cualquier día de estos para decirle que me ha pedido la alcaldesa que me firme camisetas y dorsales para todas sus sobrinas.

Ahora en serio, vivimos la pandemia del coronavirus, de la reducción masiva del gasto, de la austeridad, de los malos augurios, de la frugalidad, usando el término de moda. Hoy el mundo es muy diferente, un enorme páramo de color ceniza donde no llueve café como en la canción de Juan Luis Guerra, sino incertidumbre. La pandemia del Covid ha mutilado gravemente la economía. No es baladí esta cuestión, no es lo mismo que todo el mundo sepa que en otoño se volverá a acabar el mundo, que ser el primero en sopesarlo y ser consciente de que la gente está muriendo.

La grandeza revolucionaria de ‘la última’ del triatleta almuñequero reside justo en esta circunstancia. Es decir, sin esconder la verdad ni tampoco edulcorarla. A través de la web de la ONG gain.org.es/retoironman y siguiendo los pasos de Julián Orcaizaguirre, Álvaro pretende completar 12 IRONMAN en 12 meses con la idea de dar visibilidad a las más de 20.000 personas que sobreviven en el campo de refugiados de Lesbos y colaborar para salvar el mayor número de familias posible. Desde dicha página web se puede colaborar haciendo una aportación económica, y también comprando los dorsales que realizan para la ocasión en las pruebas deportivas a partir de 5 euros.

Lo revolucionario, déjenme que insista, de este triatleta local siempre ha sido decir lo que se quiere hacer y luego hacerlo, concordando generalmente ambas cosas, “voy a realizar 12 en 12, tómenme por loco, les digo la verdad y, si me siguen, en diciembre podrán verlo”. Estamos en agosto y a día de hoy ha completado los 3.800 metros a nado, los 180 km en bicicleta y los 42km (y pico) corriendo en siete ocasiones, dos de ellas previas al confinamiento (Almuñécar y Centro O2 en Granada -indoor-) y tras él, completan la lista La Herradura, Ultra-Tri Motril, Cidade de Ferrol, Reino de Granada, Chorro y Antequera, y el octavo, que está casi por llegar ya, en Villar del Ciervo.

Estamos citados en Navidad…

Manuel Alonso

Deja un comentario

Archivado bajo Almuñécar, Deportes, Solidaridad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .