Un grupo de profesionales firman un manifiesto sobre el nuevo PGOU de Almuñécar y La Herradura

Vista Almuñécar

ALMUÑÉCAR. Publicamos el manifiesto firmado por un grupo de profesionales sobre el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Almuñécar y La Herradura.


Manifiesto

Los abajo firmantes, profesionales independientes, abogados, arquitectos, técnicos de la construcción, ingenieros y promotores, administradores de fincas, ante la publicación y exposición pública de dicho plan, nos vemos en la obligación de manifestar nuestra opinión sobre el mismo:

De entrada nos parece muy grave que un Plan de Ordenación que va a configurar el modelo de desarrollo que queremos para futuro inmediato de nuestro municipio y cuando menos para los próximos veinte años que consideramos ha de nacer del más amplio consenso social en tanto que afecta a todos sus habitantes actuales como a futuras generaciones se pretenda aprobar sin dar ninguna posibilidad de participación en su elaboración y propuestas a los distintos los sectores sociales de Almuñécar a los que no se ha convocado absolutamente para nada ni para explicarles su contenido ni para recabar sus propuestas cuando ya se han agotado más de dos meses desde su aprobación inicial.

Por tanto creemos que, sin perjuicio de los trámites legales de exposición pública, es absolutamente imprescindible se abran de inmediato vías de participación en la elaboración de dicho documento a todos los sectores sociales de Almuñécar a fin de que los mismos puedan hacer propuestas de futuro para su incorporación al Plan porque entendemos que para que este pueda tener un mínimo desarrollo en el tiempo ha de ser necesariamente resultado del más amplio consenso social y político y no resultado de la imposición de algunos.

También apreciamos y lamentamos que en la tramitación de este Plan se haya ocultado a la población del municipio toda la información medio ambiental elaborada por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en los periodos legalmente establecidos para que dicha información se hubiere producido.

Dicho lo anterior también hemos de trasladar a la opinión pública de Almuñécar nuestra preocupación ante algunas de las propuestas que contiene el Plan General aprobado inicialmente, de las que, específicamente, y a solo modo de ejemplo se resaltan las siguientes:

No observamos en dicho Plan ningún proyecto de ciudad y ninguna ambición de futuro para la misma, imprescindible para quebrar la situación de grave parálisis que vive actualmente Almuñécar como confirma la creciente pérdida de población que le aqueja. Y ello además en un momento en que por la Junta de Andalucía se publicita la apertura de vías para facilitar la inversión privada.

En el ámbito de desarrollo turístico el Plan aprobado inicialmente reproduce el modelo estacional casi agotado “de sol y playa” al tiempo que cierra Almuñécar a inversiones privadas que permitirían articular modelos alternativos que aún conviviendo con el “de sol y playa” permitieran articular otras alternativas de desarrollo turístico que ampliara el modelo estacional propio de aquel a ocupaciones más regulares a lo largo del año. Tales potenciales inversiones nos consta que no constituyen ninguna entelequia irreal sino que están tocando a nuestra puerta que se concretan en importantes instalaciones hoteleras, campos de golf, centros lúdicos comerciales, etc.

Las propuestas de futuro del Plan aprobado siguen centradas, de modo muy principal, en el modelo vacacional de corto plazo de ocupación, sin prever, con la necesaria ambición, nuevos equipamientos públicos y privados de interés turístico que mejoren la oferta turística del municipio que permitieren potenciar las nuevas formas de turismo activo, turismo cultural, etc.

Se reiteran errores del pasado convirtiendo algunas áreas, como por ejemplo, La Sandovala en una zona de bloques de apartamentos turísticos incluyendo previsión de edificios de hasta 8 plantas de altura en directa colindancia con equipamientos públicos de una sola planta, quebrando de ese modo la posibilidad de convertir dicha zona, en directa colindancia con el centro poblacional, en un área de modernización y ampliación del sector turístico de la ciudad.

También, mediante la reimplantación de las antiguas “zonas verdes privadas” ahora denominadas de “protección de laderas” como espacios sin previsión de gestión urbanística alguna, pero sí privando a sus propietarios de cualquier aprovechamiento urbanístico imponiéndoles así una ilegítima limitación exorbitante de su derecho de propiedad y, de ese modo, una suerte de confiscación carente de todo sustento legal.

No se ponen en valor ni actualizan áreas del casco urbano como Caletilla-Paseo Prieto Moreno, zona de la Carrera de la Concepción, rotondas de acceso a la ciudad desde la CN 340 ni se mejora ni prevé la racional incorporación de dicha vía a la red viaria del municipio que permitiera hacer desaparecer la actual barrera que supone dicha CN 340, que parte en dos la ciudad. No se prevén necesarios corredores peatonales verdes que conectaren los distintos parques municipales y las zonas monumentales del municipio. Se ignora la necesaria creación de una vía rodada de circunvalación de la ciudad que dote de la debida conectividad por el Norte a las áreas que se desarrollan alrededor del
Moruno (Oeste) y del Zahonado (Este). Tampoco la necesaria conexión de toda la zona vinculada a la comercialización de subtropicales con la autovía del Mediterráneo en orden a evitar la circulación de vehículos de gran tonelaje por el interior de la ciudad con los peligros que ello engendra.

No se prevén zonas racionalmente integradas para habilitar los desarrollos industriales que reclama la ciudad desde hace tantos años que eviten su actual errática dispersión y/o evitar que los mismos hayan de implantarse en municipios colindantes.

Se trata de un Plan trasnochado a fuer de intervencionista a cuyo través, mediante la generalización, por ejemplo, de Áreas denominadas de Mejora urbana (AMU) en suelos urbanos consolidados, con manifiesto incumplimiento de la legalidad se pretende esquilmar a los propietarios de las urbanizaciones privadas de todo el término municipal imponiéndoles la ejecución a su cargo de obras de reurbanización de las mismas, prescindiendo de la importante participación de los mismos en la dotación del erario municipal a través del Impuesto de Bienes Inmuebles, sin que por el Ayuntamiento se haya planteado la más mínima reversión de tan significativas aportaciones mediante el adecuado mantenimiento de las infraestructuras y servicios urbanísticos de dichas urbanizaciones.

Se proyectan arbitrarias zonas de reforma interior en suelo urbano (ARI) en áreas totalmente consolidadas de modo manifiestamente injustificado y/o arbitrario incluso con previsión de reducción de aprovechamientos urbanísticos ya patrimonializados por sus propietarios.

Se desarrollan propuestas para zonas que se denominan Áreas Homogéneas de Incremento de aprovechamiento (AHIA) que encierran previsiones de legalización de graves irregularidades urbanísticas que ya cuentan incluso con órdenes de demolición.

No contiene previsiones de ningún tipo en orden a la estabilización, desarrollo y/o ampliación de las áreas de alto rendimiento agrícola de subtropicales existentes en nuestro municipio que le permitieran dar un gran salto adelante que exigirían previsiones relativas a nuevas dotaciones de regadío ya fueren procedentes de los embalses próximos Béznar-Rules como mediante reutilización de aguas residuales.

En definitiva y como conclusión apreciamos un Plan realizado por personas ajenas a este municipio desconocedores de su historia urbana que se limita a proponer el mismo modelo de crecimiento del Plan que revisa pero sin dar ninguna respuesta convincente a los problemas que limitan el desarrollo y crecimiento de nuestra ciudad ni a sus retos de futuro, condenándola, de ese modo, a la parálisis alejándola del desarrollo y crecimiento que se está trasladando a municipios vecinos como Salobreña o Motril en la provincia de Granada o hacia las áreas próximas de la Costa del Sol malagueña.

Almuñécar, octubre de 2019

Firmado:

Juan José Sánchez Busnadiego, Abogado; Luis Rodríguez-Passolas Cantal, Ingeniero. Francisco; García Castillo, Arquitecto Técnico; Francisco J. García Castillo, Arquitecto Técnico; Antonio David Sánchez Jiménez, Abogado; Francisco A. Parra Zarcos, Abogado; Juan José Jerónimo Bustos, Arquitecto Técnico; Francisco Castillo Cervilla, Arquitecto Técnico, Gonzalo Antequera Ruiz, Promotor; Luis M. Daza Ramos, Abogado; Emilio Linares Aguilar, Arquitecto Técnico; José L. Rodríguez-Passolas Sánchez, Arquitecto; Nicolás Carrillo Morales, Administrador de fincas; María Dolores Jiménez Jerónimo, Arquitecto; Daniel Montalvo Martín, Abogado; José Millán González, Arquitecto; Marcial Quesada López, Administrador de fincas; Rafael Cabello Trujillo, Promotor; José María Tirado Acebes, Arquitecto Técnico; Claudine Gendre, Gestión Inmobiliaria; Miguel Arcos Rodríguez, Promotor; Manuel Montilla Ruiz, Arquitecto; Alfredo Archilla López, Procurador; Jesús Ruiz Peralta. Promotor.

Deja un comentario

Archivado bajo Almuñécar, Urbanismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.