El proyecto ‘Patrimonio de Lanjarón’ presenta su quinta entrega dedicada al Castillo

El proyecto 'Patrimonio de Lanjarón' presenta su quinta entrega dedicada al Castillo.jpg

LANJARÓN. La Mancomunidad destaca la unión de dos asociaciones de Lanjarón para poner en valor el patrimonio del municipio como oportunidad turística y cultural, implicando a la Universidad de Granada a través de expertos como el profesor Alberto García Porras.

El vicepresidente primero de la Mancomunidad de Municipios de la Alpujarra granadina, delegado de Turismo y Cultura, Raúl Ruiz, los presidentes de las asociaciones de empresarios y comerciantes y Poeta Juan Gutiérrez Padial, Ana María Rosillo y Fernando Rubio, junto al director del proyecto Patrimonio de Lanjarón, José Antonio Ramos, y al profesor del departamento de Historia Medieval y Ciencias y Técnicas Historiográficas, han presentado la quinta entrega del proyecto “Patrimonio de Lanjarón” que, con motivo del 450 aniversario de la rebelión de las Alpujarras se ha dedicado al Castillo.

La muestra abarca una excelente selección de fotografías realizadas por José Antonio Ramos a los restos cerámicos encontrados en el Castillo, y va acompañada de un libreto con textos del doctor Alberto García Porras, que fue el arqueólogo del castillo en 1996.

El vicepresidente de la mancomunidad, Raúl Ruiz, ha manifestado que “el ente supramunicipal hemos impulsado y apoyado esta iniciativa desde el año 2016 que comenzó con los pilares, los molinos, las hornacinas y las puertas con un merecido homenaje a los carpinteros de Lanjarón”, añadiendo que “con la conmemoración de los 450 años de sublevación de los moriscos en estas tierras llega la quinta entrega dedicada al “El Castillo” aporta conocimiento de rigor científico al tiempo que permite disponer de una herramienta de información veraz tanto a la población autóctona como a los visitantes de este bien de interés cultural”.

Para Ruiz, este proyecto “nos invita a reflexionar sobre el contorno que nos rodea y su conservación para las generaciones venideras, siendo el Castillo de Lanjarón un elemento vertebrador del paisaje y la historia” y ha apostillado que “el Castillo es un símbolo de Lanjarón, y es interesante que la población conozca que sus restos están datados en el XVI, desmontando lo que se viene contando de que es un castillo medieval, aunque anterior a la dominación castellana hubiese otra construcción, de la que no quedan apenas restos”.

El director de este proyecto, José Antonio Ramos, ha presentado ha indicado que “el proyecto Patrimonio es un atractivo más para el visitante y un dinamizador de la cultura material” y ha subrayado que “este proyecto es una suma de ilusiones e inquietudes, un proyecto de participación y colaboración pro hacer cosas en beneficio colectivo”.

Por su parte, el presidente de la asociación cultural Poeta Juan Gutiérrez Padial, Fernando Rubio ha explicado que “la asociación continuamos nuestra tarea de poner en valor nuestro Patrimonio, y darlo a conocer”. Esta entrega ha contado con la colaboración de la Mancomunidad de Municipios de la Alpujarra Granadina, la Diputación de Granada, la Universidad de Granada y numerosas empresas del municipio.

EL CASTILLO: PATRIMONIO DE LANJARÓN

Coincidiendo con la conmemoración de los 450 años de la Rebelión de las Alpujarras, llega esta quinta entrega de “El Castillo”. El profesor Alberto García Porras ha sido el encargado de explicar las excavaciones realizadas y los datos del Castillo.

Con motivo de la primera intervención realizada en el castillo en los a mediados de los años 90 a través de la Escuela Taller “Pórtico de la Alpujarra”, la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, exigió (como es preceptivo) realizar unas excavaciones en el recinto amurallado. Estas fueron dirigidas por el profesor y arqueólogo de la Universidad de Granada, Alberto García Porras. Los restos encontrados una vez estudiados y clasificados se guardan en el almacén de la Facultad de Filosofía y Letras donde esperan ser decepcionados por el Museo Arqueológico de Granada.

Para realizar este proyecto, su director, José Antonio Ramos se pone en contacto con el Dr. Alberto García Porras, que ha realizado ayudado a que este proyecto sea realidad, y ha mostrado una total disposición para hacer posible esta quinta entrega sobre el Patrimonio de Lanjarón, la más importante sin duda del proyecto.

En el año 1995 (han pasado ya casi 25 años), el profesor Alberto García Porras se incorpora a la Escuela Taller “Pórtico de la Alpujarra”. La plaza de arqueólogo que ocupó tenía el objetivo, por un lado, de formar a jóvenes en actividades relacionadas con el patrimonio histórico y en especial con la Arqueología, lo que le permitió entrar en contacto con un pueblo del que se llevó un gratísimo recuerdo. Por otro lado, tenía la misión de realizar una intervención arqueológica en el castillo como fase previa a su restauración. Veinticinco años después, García Porras continúa muy agradecido a los jóvenes que apasionadamente en la intervención y a las instituciones que lo fomentaron, así como a los compañeros que en campo (Jose A. Banqueri, María A. Burgueño. T. Bonet, Juan A.Cañadas) o en el laboratorio (José D. Lentisco, Moisés Alonso, Malek Awad) han dedicado tiempo y esfuerzo en avanzar en el conocimiento de esta interesante fortaleza granadina. Con ello intentaron mostrar una parte de nuestra historia, la etapa final de al-Andalus y el proceso complejo de dominación castellana de un territorio difícil como lo fue éste. La Arqueología, en este sentido, tiene mucho aún que decir y ésta fue una pequeña aportación.

El llamado castillo de los moros, es del siglo XVI

El castillo de Lanjarón está situado entre el Valle de Lecrín y La Alpujarra y en la parte baja del pueblo, ocupando una atalaya rocosa muy adecuada para el uso militar que siempre tuvo. Tenemos conocimiento de una ocupación prehistórica en el barranco que se encuentra al pie del castillo, de donde se han recuperado algunos materiales cerámicos.

El edificio que ha llegado a nosotros es prácticamente en su totalidad de construcción cristiana. Los restos arqueológicos (cerámicas, metales, monedas) podrían sugerir que el castillo fue construido en la segunda mitad del siglo XVI. Pese a que popularmente se le conoce como castillo de los moros, y la documentación escrita nos da noticia de una fortaleza medieval cuya estructura y naturaleza desconocemos debido a los escasos restos arqueológicos que conservamos, constructivamente podemos distinguir varias fases cronológicas en la totalidad del castillo, a pesar de la homogeneidad que detectamos en toda la fortaleza.

De la primera, la anterior a la dominación cristiana, no se observan más que restos muy arrasados bajo las actuales murallas, en concreto bajo el lienzo Noroeste. Algunos materiales cerámicos recuperados en los niveles inferiores del castillo, en las grietas de la roca, nos documentan sin duda un nivel de ocupación previa de origen andalusí en el actual castillo, aunque la escasez de estructuras conservadas del mismo no nos permiten conocer sus características y naturaleza.

La estructura interna de este nuevo castillo refleja con claridad la función que debió tener en su día: carácter eminentemente militar. Su posición estratégica, controlando la única vía de acceso desde el Valle de Lecrín y la Costa hacia la Alpujarra, apoya esta afirmación.

Deja un comentario

Archivado bajo Alpujarra, Patrimonio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .