Otra almuñequera consigue un alquiler social con Banco Sabadell


Otra almuñequera consigue un alquiler social con Banco SabadellALMUÑÉCAR.
Desde Stop Desahucios nos siguen llegando buenas noticias: historias de luchas compartidas, de logros y acuerdos con diferentes bancos del municipio que ofrecen un futuro más digno a estas familias.

Esta vez se trata de Sara, una joven madre de 3 hijos, que acaba de firmar un alquiler social en la misma vivienda de la que fue desahuciada hace tres meses por el Banco Sabadell.

En ese momento nada pudo impedir el lanzamiento a pesar de que estaba defendida por un abogado de oficio, ya que este le recomendó que se fuera de casa porque, según él, no se podía hacer nada.

“Nadie me ofreció una solución. Todos me decían que no se podía hacer nada y que, irremediablemente, me tenía que ir de mi casa. Nunca podré olvidar la cara de mi pequeña cuando aparecieron en casa para echarnos”, recuerda la afectada.

Tras ese terrible episodio, Sara se fue a vivir a casa de sus padres, una pequeña vivienda con dos dormitorios donde ya vivían cuatro familiares, además de los 4 que llegaban. A pesar de la generosidad con la que fue recibida, la falta de espacio impedía que los menores pudieran descansar y realizar sus tareas escolares diarias.

“Todo cambió el día en que asistí a la primera asamblea de Stop Desahucios. Allí nadie me dijo que no se podía hacer nada, todo lo contrario, desde el primer momento me sentí arropada y apoyada por el grupo. Cuando les conté que había pedido un alquiler social pero que llevaban tres meses sin contestarme decidimos actuar”.

Desde la plataforma se pidió el alquiler para que la familia pudiera volver a su casa amparándose en la ley 2/ 2013 de Protección de Deudores Hipotecarios pero, el Banco Sabadell, a pesar de comprometerse en un primer momento a solucionar el problema, no se tomó en serio la situación tan grave en la que habían puesto a Sara.

Fue entonces cuando, en una asamblea, se decidió organizar una acción de denuncia a las puertas de la entidad, donde explicaban a los viandantes la actitud del Sabadell y su negativa a, ni siquiera, responder por escrito a las solicitudes presentadas. Esa misma mañana el banco, mediante llamada telefónica con el responsable del área, se volvió a comprometer a agilizar el alquiler. Dos semanas después y tras un cúmulo de errores del banco, Sara ha firmado el contrato.

“Por fin podré volver a mi casa. Tengo que reconocer que todo ha sido gracias a nuestra lucha desde Stop Desahucios”, declara aliviada Sara.

Por eso, Sara, anima a todos a que se organicen en la plataforma. Ella, al igual que los demás afectados, considera que es muy importante seguir participando activamente después de conseguir solucionar su problema, ya que hay muchos compañeros y compañeras que siguen en lucha con los bancos y, al igual que ellos, necesitan personas que luchen a su lado. “Es justo que todos participemos en esa pelea”, concluye.

Deja un comentario

Archivado bajo Almuñécar, Asociaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .