Gran actuación de Marcus Miller en la clausura de Jazz en la Costa

Marcus Miller clausuró el Festival de Almuñécar con una descarga de jazz eléctrico

ALMUÑÉCAR. Marcus Miller es toda una figura musical mundial, no solo del Jazz: son famosas sus colaboraciones musicales, composiciones y producciones para artistas como Miles Davis, Luther Vandross, Sanborn entre muchos otros. Tiene también varios premios Grammy, pero para siempre será el que ayudó a Miles Davis a diseñar el jazz eléctrico. Su llegada a Almuñécar para clausurar el Festival Jazz en la Costa ha sido una gran noticia porque es un artista inédito por estas latitudes y allá donde va llega con vitola de superstar¿casi de rock.

Todo su concierto se movió en esos parámetros grandilocuentes y eléctricos del jazz rock, la fusión y ahora también con los ecos étnicos que traen a la memoria a sus colegas de Weather Report ya que su último trabajo discográfico “Afrodeezia” es un reconocimiento y una celebración de los diferentes estilos musicales que surgieron de la experiencia de la esclavitud, como dijo “un viaje difícil hacia la libertad” .

Su concierto de clausura de Jazz en la Costa fue una explosión de sonoridad altisonante perfecta en todos los apartados: como concierto, como entretenimiento, como comunicación, como ejercicio de virtuosismo y como fuerza. Casi dos horas y media estuvo timoneando una banda, repleta de jóvenes lumbreras desde su habitual bajo Fender y con su burbujeante método de tocar, en modo slap buena parte del concierto, donde lejos de la búsqueda de texturas complejas, formas intrincadas o armonías impredecibles, se preocupa de la melodía por encima de todo con lo que siempre sale beneficiado el oyente que puede entrar en las piezas sin dificultad. También tocó el gimbri, una suerte magrebí de rudimentario precursor del bajo y también el clarinete bajo. El concierto comenzó como lo hace el mencionado registro antes de abrirse a un repertorio ejecutado con autoridad y enorme fuerza, entre los que cabe destacar el metronómico bailable “Papa Was A Rolling Stone”, “Goree”, su particular “Escalera al cielo”, o el recuerdo para Miles Davis con “Tutu”. Un concierto espectacular, dinámico y divertido de los que el público (que llenó el Parque de El Majuelo con la capacidad ampliada al doble de su capacidad por ciento) disfrutó al máximo. En los bises se subió al piano Robert Glasper, que todavía estaba en Almuñécar, como Dee Dee Bridgewater y su banda, que se sumaron y todos salieron al escenario para despedir el festival.


Información Ayuntamiento de Almuñécar

Deja un comentario

Archivado bajo Almuñécar, Cultura, Música

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .