Afavida realiza una importante labor de apoyo a los familiares de enfermos de Alzhéimer en Almuñécar

Afavida realiza una importante labor de apoyo a los familiares de enfermos de Alzhéimer en el municipio de Almuñécar

ALMUÑÉCAR. La asociación lleva a cabo mensualmente, entre sus múltiples actividades, un grupo de ayuda mutua como apoyo psicológico y emocional dirigido a los cuidadores.

La falta de información que aún existe en la sociedad, la situación de desamparo y angustia en que se encuentran muchas familias del municipio sexitano y el interés por contribuir a la mejora de la calidad de vida de los enfermos de Alzheimer constituyen varios de los frentes que, desde 2007, tiene abiertos la  asociación de Familiares de enfermos de Alzheimer (Afavida) de Almuñécar.

Un cometido nada fácil, pero al mismo tiempo con una impresionante dimensión humana y solidaria, que están abordando los profesionales de esta asociación que desarrolla su labor bajo la premisa del compromiso total hacia la población local. Una asociación que, desde su fundación, realiza un continuo llamamiento social para que las familias de Almuñécar y La Herradura no sufran el problema en silencio y compartan su experiencia con quienes están en su misma situación.

Para los familiares está el grupo de ayuda, con terapia psicológica grupal y también la individualizada; en función de los usuarios también se desarrollan los talleres de estimulación integral , durante cuatro días a la semana en los que se hace una terapia integral tanto cognitivamente, estimulando las capacidades afectadas por la Enfermedad de Alzheimer, como físicas, rehabilitando a través de las sesiones de fisioterapia los problemas motores asociados a la enfermedad, “con lo que se intenta que las partes del cerebro afectadas y que se transmiten a la conducta, intenten mantenerse lo más estables posible dentro de la evolución propia de la del Alzhéimer”, explica la psicóloga Beatriz Martín Carrión quien, en torno a ello, destaca un objetivo fundamental: de mejorar la calidad de vida de los enfermos, al intentar  ralentizar el avance de la enfermedad como de sus familiares; al intentar proporcionar el alivio ante la sobrecarga que produce esta enfermedad.

Para la psicóloga, la conjunción de ese tratamiento no farmacológico, que se posibilita a los enfermos en el marco de las actividades que lleva a cabo la asociación, junto al farmacológico que se dispensa a nivel médico contribuye a que los enfermos no tengan que acusar una importante dependencia demasiado temprano; “es muy importante que sigan esos dos tratamientos”, indica Martín Carrión.

Ocultismo

Desde Afavida se advierte, además, del riesgo de la negación del problema; un ocultismo que a lo único que contribuye es a perder un tiempo decisivo para poder controlar mucho mejor la enfermedad en sus estadios iniciales. Según la psicóloga, “muchas familias sienten vergüenza y lo ocultan, lo que es muy perjudicial para el enfermo”, a lo que se une otro factor perjudicial, el hecho de que el Alzhéimer puede pasar muy desapercibido en sus primeras fases. “El hecho de que la gente del entorno del enfermo lo sepa evita muchas situaciones angustiosas, como por ejemplo si la persona se pierde a causa de su desorientación o que lo intenten engañar en algún sitio”, explica.

Desgraciadamente, un número muy elevado de familiares suelen acudir a Afavida cuando es demasiado tarde, porque la asociación, dentro del programa de estimulación integral trata a los enfermos cuando se encuentran en una fase de la enfermedad leve y moderada, “cuando existe un mínimo de comunicación con el enfermo que es el momento idóneo para mantener aquellas capacidades que aún no se han perdido”. Aunque igualmente, también se presta otro tipo de servicios que se ofrecen a aquellas personas que lo solicitan, incluyendo así a los enfermos que se encuentren en un estadio avanzando de la enfermedad.

No obstante, la asociación está desarrollando en Almuñécar una continua y muy perseverante campaña de difusión y concienciación que ha tenido como consecuencia el que la población esté dándose cuenta de lo importante que es acudir a tiempo. De hecho, la concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Almuñécar, María del Carmen Reinoso, destaca el papel que este colectivo social está ejerciendo en el municipio: “es una labor que tenemos que apoyar al máximo, teniendo en cuenta que el trabajo de estos profesionales es un apoyo fundamental a familias que están viviendo situaciones en muchos casos dramáticas”. De hecho, el cometido de Afavida se incardina de manera totalmente coordinada con el área municipal de Servicios Sociales.

Reinoso insiste además que la situación emocional de los familiares de mayores con Alzhéimer es un riesgo añadido, “por lo que abrir los brazos y ayudar a los cuidadores es una prioridad”, dice la edil.

En este sentido, el trabajo de Afavida se está viendo reconocido en todos los frentes de la vida social de Almuñécar y La Herradura. Sus responsables reconocen que el apoyo de la población “es vital para que el mensaje que se traslada llegue a mucha más gente”, indica Beatriz Martín.

Grupo de ayuda

Una de las actividades que, está realizando la asociación es el conjunto de sesiones del grupo de ayuda mutua, para familiares y cuidadores de enfermos de Alzheimer y otras demencias, que se desarrolla provisionalmente en la sede del centro de servicios sociales de Almuñécar cada primer miércoles de mes; debido a las obras realizadas en la calle Arcos del Ingenio, donde normalmente Afavida realiza sus actividades.

Se trata de un servicio de atención socio-sanitaria y comunitaria de esta asociación, que nació con la vocación de proporcionar apoyo psicológico, emocional y social a los cuidadores principales ante la enfermedad de Alzhéimer de sus familiares; todo ello bajo la coordinación y la dirección de Beatriz Martín Carrión. El grupo está formado por familiares, cuidadores y amigos de enfermos que acuden una vez al mes a la sesiones “con el único compromiso de pasar unas horas juntos, de compartir, escuchar, desahogarse, recibir y darse ayuda unos a otros”, explica la psicóloga. Además en se cuenta con la colaboración de otros profesionales en sesiones de temática especiales, como enfermeros o fisioterapeutas; que ayudan a resolver dudas de todo tipo a los familiares y/o cuidadores.

Este servicio se viene ofreciendo gratuitamente a los asociados desde  2007, y desgraciadamente no se aprovecha lo suficiente por parte de los familiares afectados; ya que no le dan la importancia que realmente tiene.

La experiencia desarrollada demuestra que las personas que participan en el grupo aceptan mejor la enfermedad, desarrollan actitudes, comportamientos y pensamientos más adaptativos ante las circunstancias cambiantes y degenerativas de la propia enfermedad. “Esto contribuye a mejorar la predisposición de los familiares y, por tanto, repercute en una mejor salud psicológica, emocional y también física o social”, concluye Martín.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Asociaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.