La Guardia Civil rescata a cuatro montañeros que se quedaron enriscados cuando descendían el río Verde

OTÍVAR. Se habían quedado enriscados en una zona muy peligrosa, un cortado por el que podían resbalar y caer en cualquier momento.

La Guardia Civil  de Granada ha rescatado a cuatro montañeros de entre dieciséis y cincuenta y tres años de edad de Barcelona, que se quedaron enriscados cuando hacían el descenso del río Verde. 

La Guardia Civil recibió a través del Servicio de Emergencias de la Junta de Andalucía la llamada de un hombre que dijo haber visto en la parte alta del río Verde, en el término municipal de Otívar, en la ladera izquierda, a cuatro personas que le gritaban pidiendo auxilio porque estaban enriscadas y no podían moverse de allí por sus propios medios. La persona que llamó pidiendo auxilio dijo a los agentes que habían pasado cuarenta minutos desde que los vio porque no había conseguido cobertura en su teléfono móvil hasta ese momento.

Dos especialistas del Grupo de Montaña de esta Comandancia se desplazaron rápidamente en el helicóptero de la Guardia Civil hasta el río Verde y allí localizaronn a los cuatro barranquistas. Se habían quedado enriscados en una zona muy peligrosa, un cortado por el que podían resbalar y caer en cualquier momento. Los especialistas del Grupo de Montaña les hicieron señales para que no se movieran y comenzaron con las labores de evacuación.

Debido a lo escarpado del terreno, los especialistas descendieron a la repisa en la que se encontraban los montañeros en dos ciclos de grúa. Los aseguraron primero y prepararon a dos de ellos con arneses, el primero de todos el menor, para que fueran izados hasta la aeronave con otro ciclo de grúa. A los otros dos también se les izó con ciclos de grúa, pero acompañados cada uno con un especialista de montaña.

Una vez en el helicóptero, la Guardia Civil fue trasladando a los barranquistas hasta su vehículo, en el aparcamiento superior del río Verde. Ninguno resultó herido de gravedad, pero todos habían acabado magullados y sufrido arañazos por todo el cuerpo.

Los rescatados dijeron haber comenzado el descenso del río y saltaron a una poza de no retorno. Allí se vieron atrapados en el cauce y sin cobertura, por lo que decidieron intentar salir, pero se quedaron enriscados y pidieron ayuda a un senderista al que vieron a lo lejos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.