La Autoridad Portuaria de Motril se suma al proyecto Bitácora de Libros que busca fomentar la lectura

MOTRIL. La Autoridad Portuaria de Motril, el Aula de Pensamiento Francisco Javier de Burgos y la editorial Puerta Granada ponen en marcha el proyecto Bitácora de Libros, «una actividad que aborda de forma específica el Día del Libro, con el objetivo de fomentar la lectura, contribuir al desarrollo socioeducativo del entorno y poner en valor la industria del libro en todas sus facetas», ha indicado el presidente del Puerto, José García Fuentes, en el acto de presentación. 

El responsable del Aula de Pensamiento, Gerardo Martín, por su parte, ha agradecido la colaboración de la Autoridad Portuaria con la celebración de una serie de actividades que, según ha dicho, «buscan crear ambiente en torno al libro».

Así, el proyecto consiste en la organización de unas jornadas de seis días, del 18 al 22 de abril, con actos tan diversas como lecturas a cargo de poetas motrileños en los distintos Centros de Educación Secundaria de la localidad, además de la presentación de diferentes libros, como Amigos, de la autora Ana Merino, galardonada con el Premio Nadal 2020 por su primera novela El mapa de los afectos

La inauguración correrá a cargo de Antonio Chicharro Chamorro, presidente Honorífico de la Academia de Buenas Letras de Granada, con el discurso Elogio de la ficción quijotesca, que será presentado a su vez por el poeta Antonio Carvajal, Premio Nacional de Poesía.  Será el 18 de abril en el Centro de Arte Hernández Quero, mientras que la clausura, el día 23, girará en torno a la conferencia sobre el Centenario de José Hierro, bajo el título Del dolor a la alegría, a cargo del poeta Juan José Castro. 

Durante toda esa semana habrá otras presentaciones como: Relámpago de Asombro, de Alana Gómez Gray; El último Baile de Miss U., de Ángel Caballero; las Trillizas; de Albert Segres; la Canción de la Tarántula; de Ysabel Sánchez; Punto en Boca, de María Martín Barranco; Alma Mía, de Rosario Foronda; y Periféricos, de Antonio José Royuela. 

El nombre específico de la actividad viene a resaltar la importancia y funcionalidad de una bitácora, considerada el armario o cajón fijo a la cubierta del barco y cercano al timón en la que se ubica la brújula.  «Un título en clara alusión al mar y a la sensibilidad de la Autoridad Portuaria con este proyecto cultural», ha destacado Gerardo Martín. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.