El CMAC contará con una subsede en el Palacio de Justicia de Motril para mediar en conflictos laborales

MOTRIL. Justicia cede un despacho al servicio para evitar el desplazamiento de las partes implicadas a la capital. Antes de la pandemia, los mediadores trabajaban en la oficina motrileña del SAE.

El Centro de Mediación, Arbitraje y Conciliaciones de Granada, adscrito a la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía, contará con una subsede en el Palacio de Justicia de Motril donde prestará sus servicios en los actos de conciliación cuyas partes así lo soliciten. Así lo han anunciado esta mañana los delegados territoriales de Empleo y Justicia, Virginia Fernández y Enrique Barchino, quienes han explicado que el objetivo de la iniciativa es ofrecer un servicio cercano a trabajadores y empresas afectadas por conflictos laborales individuales, así como a los profesionales que les asisten en los intentos previos de llegar a un acuerdo antes de recurrir a la vía judicial.

Según ha explicado la delegada de Empleo, “los actos de conciliación siempre se han celebrado en la capital donde el CMAC tiene su sede, si bien antes de la pandemia también se realizaban en Motril donde nuestro personal tenía a bien desplazarse para acercar el servicio a la Costa”. Dichas conciliaciones, que se celebraban en la oficina del SAE de esta localidad, se vieron interrumpidas durante la pandemia. Tras las semanas más complicadas de la crisis sanitaria, el servicio retomó los actos presenciales pero sólo en la capital de Granada, ya que la sala de la oficina del SAE de Motril no reunía las condiciones exigidas por las autoridades sanitarias frente a la Covid.

“Dadas las circunstancias, y conscientes de la demanda del servicio por parte de los interesados y profesionales del ámbito judicial implicados, nos pusimos en marcha para encontrar otra localización que permitiese reestablecer el servicio presencial del CMAC en la Costa”, ha añadido la delegada.

De esta forma, el CMAC compartirá dependencias con el Servicio de Atención a las Víctimas de Andalucía (SAVA) en el Palacio de Justicia de Motril, pudiendo celebrar los actos de conciliación dos viernes de cada mes. “Con ello se evitan los desplazamientos a la capital granadina de las partes implicadas en dichos conflictos, ofreciendo facilidades a las mismas y a sus representantes, además de la descarga de trabajo que las intervenciones del CMAC suponen para la vía judicial”, ha valorado del delegado de Regeneración y Justicia durante la presentación del nuevo espacio cedido por el SAVA.

“Esta iniciativa forma parte de nuestra línea de acercamiento de los servicios que presta la Administración al ciudadano, ya lo hicimos con la puesta en marcha del SAVA itinerante, con un equipo que se desplaza para atender a las víctimas. Ahora lo hacemos colaborando con Empleo, cediendo un espacio y facilitando así el acceso al CMAC a los ciudadanos”, ha afirmado Barchino. Por su parte, el SAVA continuará prestando sus servicios los lunes y jueves en el despacho compartido ahora con el CMAC. Este servicio presta asesoramiento a cualquier tipo de víctimas tanto de delitos relacionados con la violencia de género como de cualquier otro tipo de delito.

En la presentación, también han participado la alcaldesa de Motril, Luisa García, la jueza decana, María Ángeles Ballesteros, y el delegado en Motril del Colegio de Abogados de Granada, José Rojas, quienes han valorado la aproximación del servicio a los municipios de la Costa Tropical y lo que ello implica para los ciudadanos.

Paso obligatorio y previo a la vía judicial

La jurisdicción española establece, en el caso de los conflictos laborales y con el ánimo de reducir el número de procesos judiciales, la exigencia de un intento de conciliación entre las partes antes de que cada una de ellas recurra a la vía judicial para interponer una demanda.

Dichos conflictos necesitan una rápida solución, teniendo en cuenta que tanto para el trabajador como para el empresario la prolongación de situaciones de incertidumbre constituyen una grave lesión y, a veces, un perjuicio difícilmente reparable. Así pues, el CMAC tiene encomendada las competencias en materia de conciliaciones (individuales) previas a la vía judicial.

La mediación siempre ha sido la figura más conveniente en estas situaciones de conflictividad, sobre los presupuestos de imparcialidad de la persona mediadora (en este caso, un funcionario/a del CMAC) y la libre aceptación de su actuación por parte de los interesados.

Antes de la crisis sanitaria, en Motril se celebraban de media una veintena de conciliaciones al mes, de los que en torno al 35% acababan con avenencia entre las partes siendo los motivos más frecuentes las reclamaciones de cantidad y los despidos. Durante 2020, sólo se pudieron celebrar allí en cinco ocasiones viéndose obligado el servicio a remitir a los usuarios a la sede de Granada por las condiciones higiénico-sanitarias que exigían las autoridades en el caso de reuniones en espacios cerrados.

Deja un comentario

Archivado bajo Juzgados, Motril

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.