Ítrabo, entre las sierras de Los Guájares y Jurite y la Costa Tropical

ÍTRABO. Limita al norte con los términos municipales de Los Guájares, por el sudoeste con Almuñécar y Jete, y por el sureste con Molvízar y Salobreña.

El acceso al municipio de Ítrabo se realiza por la antigua N-323 y luego tomando la carretera comarcal GR-5300, que tras pasar por los desvíos de Lobres y Molvízar nos lleva directamente hasta Ítrabo. Coronando a Ítrabo aparece el Picacho, que es el pico en cuya falda está el pueblo, concretamente, Ítrabo se encuentra al pie de la loma de Bodíjar, justo debajo del Picacho. Por las faldas del Picacho hay pinares y parajes de una gran belleza e interés natural, disponiendo de dos rutas de senderismo entre las que elegir, estas son la ruta de Al-Idrisi, y la ruta de León el Africano.

Historia

La historia de Ítrabo se remonta a los accesos a esta zona para comerciar por parte de fenicios, aunque se desconoce su fundación.

Edad Media

Sus orígenes se han perdido en el tiempo, aunque Ibu al-Atir habla de Ítrabo en el S. XII, por lo que se puede decir que el pueblo ya existía en la época musulmana y principios de la cristiana. En el S. XII, Al-Idrisi inserta en sus libros de itinerarios las Alquerías (Conjunto de Cortijos de Labranza) de Melicena (Balisana), Paterna y el puerto de Castell de Ferro (Marsá al-Farruh), dentro de un mismo recorrido. Por las mismas fechas, Ibu Gayr inserta en su Faharasa la biografía de un personaje, Nisba al-Itrabi (al cual le debe Ítrabo el nombre), procedente de una de las alquerías de Almuñécar, fácilmente identificada con la actual Ítrabo.

Por eso Ítrabo conserva un casco urbano con un entramado puramente morisco, de casas blancas y callejuelas estrechas, donde abundan los rincones con encanto.

Como prueba de la influencia musulmana que se respira en Ítrabo es de obligatoria visita la ermita de la Virgen de la Salud donde se puede contemplar una perfecta integración del paisaje agrario con el medio rural, donde se aprecia el mejor exponente del concepto del jardín musulmán, una huerta floreciente.

Época cristiana

Tras un periodo de hostilidades con las fuerzas cristianas, la conquista provocó una cierta inestabilidad social que culminó con la expulsión de los moriscos y un despoblamiento generalizado en el siglo XVI. Cuando los cristianos entraron en Ítrabo después de la toma de Granada por los Reyes Católicos, Ítrabo era una alquería de 50 vecinos, dependiente del alfoz (distrito o jurisdicción) de Almuñécar, teniendo en aquellos momentos una alta producción de morera, para la producción de seda. Durante los siglos posteriores sufrió los ataques de los piratas berberiscos que no ayudaron en su repoblación hasta ya entrado el siglo XVIII.

Cultura

Cabe destacar la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Carmen de estilo neoclásico y hermosas proporciones. De su patrimonio hay que decir que gran parte fue destruido por los milicianos perdiéndose durante la Guerra Civil: un crucifijo que presidía el altar, una inmaculada muy similar a la de Alonso Cano, un grupo de Santa Ana la Virgen y el Niño, el órgano de la Iglesia…. La iglesia parroquial gracias a su utilización como almacén por los milicianos conservó su estructura, también se pudieron recuperar: San Vicente Ferrer (Siglo XVIII), dos imágenes pequeñas de Santa Margarita y San Francisco Javier, dos cuadritos representando a la Virgen Niña y a Jesús Niño; así como la pila bautismal. La ermita de la Virgen de la Salud donde se custodia la Patrona del municipio: Virgen de la Salud (Siglo XVII). Es una talla de pequeñas dimensiones, embrutecida por los continuos repintes. Pertenece al estilo de los talleres granadinos y fácilmente identificable con las de Alonso de Mena.

Ocio

En el plano lúdico, lo que un visitante puede hacer es senderismo, por los montes que rodean al pueblo, también es conocido por su buen vino. Las fiestas patronales de Ítrabo se celebran el último fin de semana del mes de agosto. La patrona es la Virgen Nuestra Señora de la Salud, es una imagen de unos 35 cm de altura que es paseada en procesión el penúltimo día de las fiestas por la noche, llegados a un punto de la procesión esta se detiene y, entonces, se lanza un ‘castillo’ de fuegos artificiales para, a continuación, llevar a la Virgen a su ermita, emplazada cerca del lugar en la que se cree que fue encontrada hace varias decenas de siglos en una pequeña gruta.

Ítrabo es conocido también por su famosa fiesta del vino, que tiene lugar al inicio de la primavera, en dicha fiesta se hace una cata de todos los mejores vinos de los agricultores itrabeños y tras una selección popular se determina cual es la mejor crianza del año. Dicha cata tiene lugar en la plaza del pueblo, en la que se organiza un gran festejo en el que el ayuntamiento invita a los asistentes a unas migas tradicionales junto con chorizos, morcillas, habas y otras comidas y productos típicos de la zona.

Economía

Nos encontramos ante una economía en donde predomina la agricultura y la ganadería, principalmente el cultivo de higueras, vides y frutos tropicales, en especial los nísperos. En la segunda mitad del XX, gracias al desarrollo de los cultivos tropicales y al turismo, Ítrabo progresa económicamente.

Deja un comentario

Archivado bajo Costa Tropical

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .