“Es importante escuchar a los padres y a las madres”, dice la alcaldesa de Salobreña respecto al curso escolar

SALOBREÑA. La alcaldesa, María Eugenia Rufino, responde a las preguntas de Europatropical sobre cómo se ha vivido la pandemia y el estado de alarma en Salobreña, las medidas para combatirla, cómo ha afectado a la agenda política y a los proyectos para 2020, sus efectos en la economía y el empleo, el turismo y cómo va a afectar al inicio del curso escolar, entre otras cuestiones.

El 1 de septiembre nos acercamos al Ayuntamiento y, en su despacho, hicimos una entrevista a la alcaldesa de Salobreña, María Eugenia Rufino, que les ofrecemos a continuación.

ESTADO DE ALARMA

Para empezar, ¿cómo definiría usted y cuál sería su balance de lo que se ha vivido en Salobreña desde que se declaró el estado de alarma, el confinamiento y lo que llevamos vividos de pandemia hasta ahora?

La verdad es que hemos vivido unos largos meses desde marzo que comenzó la pandemia, que se declaró el estado de alarma, y Salobreña, al igual que en el resto de los municipios de nuestra comarca, en el resto del país, pues lógicamente la hemos vivido, primero, yo creo que hay que decirlo, con miedo porque nos enfrentábamos a algo completamente desconocido, miedo al contagio, miedo a las consecuencias que esos contagios pueden tener, que en último extremo es costarnos la vida y eso, al final, es algo que no tiene precio y que teníamos y tenemos que evitar a toda costa.

Desde que se decreta el estado de alarma, y también por parte de la institución, tomamos una serie de medidas anticipadas como cerrar las entradas del municipio, como pedir el cierre de negocios, incluso cerrar la playa en un momento en el que estábamos a las puertas de la Semana Santa, pero sabíamos lo que nos jugábamos pero anteponiendo la salud y la seguridad de la gente por encima de todo. Yo creo que aun con ese miedo lo hemos vivido con sensatez y creo que impera una lectura global de cómo hemos afrontado en Salobreña la pandemia y creo que la hemos vivido intentando apoyar, aportar, arrimando el hombro todos para salir de esto lo antes posible.

Su balance

No podemos hablar de un balance porque no hemos terminado. Lo llamemos segunda ola o un repunte del virus que existe desde el mes de marzo no se puede bajar la guardia, tenemos que estar en alerta y, por tanto, seguir luchando.

Del confinamiento, ¿qué destacaría?

De esa época más difícil, en la que estábamos todos confinados, a la que espero no tengamos que volver, yo me llevo también una lectura muy, muy positiva, que es el espíritu solidario de la gente de Salobreña.

¿Qué se está haciendo desde el Ayuntamiento y el equipo de gobierno que usted preside para paliar los efectos negativos de la pandemia, tanto en la vertiente social como económica? ¿Qué medidas se están implementando?

Bueno, medidas hemos tomado y seguimos tomando. Yo creo que lo más importante era tomarlas con el mayor consenso posible. Medidas como suspender las fiestas locales, que es algo absolutamente doloroso, lo hemos hecho en conjunto. En este tema hay unidad, no hay discusión política.

Hay que tener en cuenta el problema añadido que tiene Salobreña y es que hay una parte de la población, muy importante, que depende todo el año del ingreso que genera de su trabajo en la hostelería, temporada que comienza en Semana Santa y termina, aproximadamente, en octubre y que este año con la pandemia se ha visto truncada. Había gente que como no ha podido tener una contratación no ha podido acogerse a ciertas ayudas gubernamentales. En ese sentido, nosotros también teníamos que hacer un esfuerzo, primero para ayudar a las familias que más lo necesitaban y tomar medidas específicas para el sector de hostelería y, en general, para todo el sector del comercio. Hemos adoptado medidas como exenciones fiscales, eliminar los cobros en ejecutiva durante todo este ejercicio, o la posibilidad de ampliar las terrazas. Al respecto, se irán adoptando cuantas medidas sean necesarias para ayudar en un momento como en el que estamos.

PROYECTOS E INVERSIONES

¿Podría hacer un balance de la situación a principios de año, sobre todo, en cuanto a proyectos de interés del municipio y cómo se han visto afectados por la pandemia y en qué situación se encuentran en este momento?

Tenemos que intentar recordar en qué escenario nos movíamos antes de que llegase la pandemia. Los primeros meses del año era cuando ya habíamos cogido la velocidad de crucero en el equipo de gobierno. Veníamos de un mes de mayo en el 2019 donde había habido unas elecciones y se conformó una nueva corporación, pasamos el verano con todas la dificultades que eso tiene, nos hizo dedicarnos de lleno en el principio del mandato a la temporada estival y una vez pasado el verano empezamos con los grandes proyectos que teníamos en cartera y que había que empezar a impulsar para que a lo largo de la legislatura se puedan ir desarrollando. Hablo de proyectos hoteleros, del paseo marítimo, del espigón, del nuevo centro de salud, de la peatonalización del casco antiguo, de la rehabilitación del castillo, del arreglo del paseo de Las Flores y la bajada del Gambullón y otros tantos proyectos que estaban o bien comenzando, preparándose para comenzar, y digamos que cuando estábamos alcanzando esa velocidad de crucero llegó la pandemia.

¿En qué medida se han visto afectadas las prioridades establecidas en un inicio y cuáles son en este momento?

Lógicamente, sin que esos proyectos desaparezcan se ven alterados y altera la agenda, los ritmos, los tiempos, y hay otras prioridades. A partir de ahí, desde marzo nos dedicamos, exclusivamente no pero sí concienzudamente, en afrontar esta crisis, intentando que a la vez que los proyectos que no podemos dejar se caigan, hablo de proyectos que dependen de subvenciones, de otras instituciones, estuviesen también en la agenda.

La agenda, afortunadamente, no se ha visto excesivamente modificada, quiero decir, no hay proyectos que a consecuencia de la pandemia vayan a desaparecer para este municipio si bien los tiempos van a depender de lo que tardemos en recuperarnos. Hablo, por ejemplo, de proyectos como el desarrollo hotelero que dependerá de la capacidad que tengan esas empresas de poder retomar estos proyectos.

¿Que ayudas está recibiendo el Ayuntamiento?

A día de hoy, a pesar de que sabemos que llegarán algunas ayudas, estamos soportando todo a pulmón: la apertura de las playas, la limpieza de edificios, la desinfección de las calles, el refuerzo que hacemos en cualquier área, especialmente en el área social, para atender las demandas de las familias más necesitadas. Todo eso prácticamente se está haciendo a pulmón.

¿Qué proyecto o proyectos considera usted de interés actualmente para el desarrollo económico del municipio?

Es importante que pensemos a medio y largo plazo y que aquellas posibilidades económicas que lleguen sean con visión de futuro, es decir, que los proyectos que podamos acometer estén pensados para dinamizar la economía local más que para paliar los problemas inmediatos que, digamos, gastas como si fuera un gasto corriente pero no tiene una repercusión futura, no dinamiza, y me refiero con eso que hay que trabajar mucho en los planes de empleo, en la acometida de inversiones y de proyectos que permitan de alguna forma generar economía local desde un punto de vista sostenible.

ECONOMÍA Y EMPLEO

¿Cuál es la situación en Salobreña?

Bueno, desgraciadamente en Salobreña, al igual que está ocurriendo en el resto del país, las consecuencias económicas de la crisis tienen un impacto directo en el empleo, y en localidades como la nuestra donde el empleo es estacional, explicaba antes, hay muchas familias cuya economía depende de poder trabajar en los meses de verano y que en esta ocasión ha sido complicado porque en el mejor de los casos los empleados que dependen de este tipo de economía han estado en ERTEs pero en otros muchos casos la gente no ha sido llamada, es decir, es gente que tiene normalmente la condición de fijo discontinuo, que trabaja temporalmente pero que a lo mejor empieza a trabajar en marzo y acaba prácticamente en octubre y que con alguna ayuda o prestación pueden subsistir todo el año. Y también hay mucha gente que ha dependido de la construcción, es verdad que tenemos suerte porque en Salobreña todavía hay en marcha algunos proyectos relacionados con la construcción pero no todo lo que podría haber.

¿Cuáles son las perspectivas?

Lamentablemente las consecuencias serán mayores, creo que con el paso de unos meses, quizás un año, todavía tendremos esas consecuencias y ahí el impulsar la economía va a depender no solo del esfuerzo local, que no tiene capacidad, sino del esfuerzo que hagan también otras administraciones y de políticas globales, no hablo ya de políticas europeas, pero seguro sí de políticas nacionales y políticas autonómicas, por ejemplo, el Plan de Empleo.

¿Cuál es la polémica con el Plan Aire?

Yo no comprendo cómo en unas circunstancias como en las que estamos el Plan Aire de la Junta de Andalucía vaya a suponer para nuestro municipio no un revulsivo sino todo lo contrario, porque respecto al plan anterior perdemos en torno a 240 mil euros cuando tenemos unas cifras de desempleo que se acercan a algunos datos insoportables y que padecimos en esta localidad en torno al año 2012 acercándonos a 2.400 desempleados en nuestro municipio, teniendo en cuenta que a partir de 1.000 – 1.200 empieza a suponer una cifra complicada de sostener para que no merme la economía. Entonces, en ese sentido, toca arrimar el hombro, generar políticas que impulsen la generación de empleo.

¿Cuál es su posición respecto a entregar el superávit del Ayuntamiento al Gobierno central?

Estamos esperando poder ver materializado ese decreto por el que el Gobierno va a permitir a los ayuntamiento que queramos, de manera absolutamente voluntaria, aquellos que hemos liquidado ejercicios con superávit, Salobreña es uno de esos municipios, digamos que hemos tenido capacidad de ahorro, hemos sabido contener el gasto, por lo tanto hemos liquidado de manera positiva nuestro ejercicio, por tanto, ese anuncio del Gobierno del acuerdo al que llega con la FEMP, y este decreto que regula este paquete de medidas económicas y financieras para dinamizar las economías locales permite, entre otras cosas, invertir ese superávit y otra serie de ventajas fiscales, económicas, sociales que creo que merece la pena que estudiemos y que, bueno, finalmente obtenga luz verde por parte del Congreso y podamos aplicarlo en nuestros ayuntamientos.

¿Qué va a suponer para el municipio?

Concretamente en Salobreña estamos hablando de que si nos acogemos a esta medida y lo que hacemos es que en lugar de prestarle nuestro dinero, nuestros ahorros, a los bancos se lo estamos prestando al Gobierno, estamos, de alguna forma, obteniendo un beneficio para nuestra localidad porque eso se revierte no solamente en una devolución a lo largo del tiempo sino en la posibilidad de poder gastar mucho más de lo que hasta ahora podíamos porque lo tenemos prohibido por la Ley de Racionalización y, por otra parte, nos permite ser solidarios porque el problema que tiene mi localidad lo tiene desgraciadamente este país y lo tiene el mundo entero. Estamos hablando de una crisis sin precedentes y el gasto sanitario, el gasto social, el gasto de personas en desempleo a las que hay que ayudar, hay que cubrirlo de alguna manera y tenemos que cubrirlo entre todos los españoles.

VERANO Y TURISMO

¿Cuáles han sido las principales reivindicaciones del sector turístico del municipio y cómo ha respondido el Ayuntamiento a sus demandas?

Bien, yo como responsable de Turismo también de Mancomunidad, en las reuniones previas que hemos tenido al comienzo de la temporada estival les decía que en este momento, desde la comarca de la Costa Tropical y Salobreña por su puesto también, podíamos hacer de un defecto una virtud. Hoy por hoy, turismo maduros somos Motril, Salobreña y Almuñécar y el resto de la comarca tiene una asignatura pendiente en la que venimos trabajando desde hace tiempo con otras instituciones y es que podamos trabajar con más turoperación. Y esto que siempre ha sido una asignatura pendiente se ha convertido en una virtud y es que el hecho de no depender tanto de esa turoperación ha permitido que mucho de nuestro visitante asiduo lo siga siendo e incluso aquel que no lo era también se ha convertido en potencial turista de la comarca de la Costa. En concreto, en Salobreña tenemos mucha segunda residencia, tenemos vecinos que pasan aquí muchas temporadas y que en esta ocasión, seguramente, han pasado más que cualquier otro verano porque no han elegido más vacaciones que disfrutar de la playa y en ese sentido era muy importante ofrecer un entorno seguro en las playas. Creo que Salobreña ha sentado un precedente en la forma de parcelar las playas, y en ese sentido, incluyo antes de terminar el confinamiento ya empezamos a tener contacto con todos los operadores del tejido de hostelería, del turismo en general en nuestra localidad, y había, digamos, distintos segmentos, por un lado comercio, estaban por otro lado los establecimientos de alojamiento, hoteles, hostales y pensiones, por otro lado teníamos los restaurantes, por otro lado, de manera muy singular, el servicio que prestan los chiringuitos y, por otra parte, también los explotadores de playas, con todos estos sectores nos hemos ido reuniendo y desde luego el Ayuntamiento lo que ha querido en todo momento es colaborar y ayudar a levantar la economía de nuestra localidad.

¿Qué balance haría del verano?

Creo que todavía no hay que hacer balance del verano porque afortunadamente nos acompaña el buen tiempo y todavía la primera quincena de septiembre es una época propicia para que la gente aproveche y use sus vacaciones, sobre todo aquellas personas que huyen de la masificación, creo que pueden encontrar ahora mismo en nuestra localidad, ahora sí, de verdad, un paraíso al cien por cien porque, bueno, van a encontrar esa tranquilidad sin aglomeraciones, sin problemas para aparcar, y con un tiempo magnífico para disfrutar de nuestro entorno.

Podemos decir que, dentro de que no es un verano bueno porque hemos estado en un 50% del alojamiento cuando normalmente podríamos estar en un 90, hemos tenido limitaciones de aforo en los alojamientos, aun dicho esto, yo creo que se ha podido salvar el verano para algunos establecimientos. Más preocupación me genera qué va a pasar a partir de ahora.

CURSO ESCOLAR

¿Qué demandas se han realizado desde los Consejos Escolares al Ayuntamiento para garantizar la seguridad de la comunidad escolar frente a la pandemia?

En fechas recientes estoy manteniendo reuniones con toda la comunidad educativa. Nosotros como Ayuntamiento desde el principio del verano hemos hecho lo que hacemos cada verano, que es la puesta a punto de los centros escolares y en esta ocasión, obviamente, nos estábamos centrando mucho en tareas que habitualmente no son necesarias, en este caso como un refuerzo en la desinfección o en la limpieza y pensando y poniéndonos a disposición de los centros educativos para cuando tuviesen ya un protocolo establecido para cómo afrontar la vuelta al cole.

¿Existe preocupación entre los padres?

Yo recojo la preocupación que me llega de los padres y madres de mi localidad, que no es diferente a la que hay en nuestro país, y creo que ahora mismo tenemos un verdadero enemigo que es la desinformación. La desinformación y el desconocimiento de cómo van a ser las cosas el primer sentimiento que provoca es miedo y ahora mismo, y es razonable, los padres y madres tienen cierto miedo de llevar a sus hijos al colegio sin saber en qué condiciones y qué garantías.

¿Las administraciones han organizado correctamente el inicio del nuevo curso escolar?

Yo creo que toca también hacer autocrítica y que tanto el Gobierno central como los gobiernos autonómicos han cometido un error de bulto y es que, viniendo de donde veníamos y sabiendo a dónde íbamos, haber perdido todo el verano y no establecer protocolos primero a nivel de país y luego cada uno asumiendo las competencias que tiene que asumir. Si queremos estado de alarma hay un mando único, sino queremos estado de alarma hay una responsabilidad que tienen las comunidades autónomas y no podemos estar echando balones fuera. Imagínense que el Ayuntamiento de Salobreña, o cualquier ayuntamiento ante esta pandemia, hubiera echado balones fuera, qué sería de la gente.

Esa misma responsabilidad que estamos teniendo los alcaldes y alcaldesas en este país es la que creo que tenemos que exigir a todas nuestras administraciones y ponerse a la cabeza y anticiparse a los problemas.

No todos los centros están en las mismas condiciones, en mi propia localidad hay centros más grandes, más pequeños, con más espacio, con menos, con más profesorado, con menos, todo eso había que haberlo visto con tiempo. En cualquier caso, nunca es tarde y ahora parece que nos estamos poniendo todos las pilas para articular una vuelta al colegio segura.

¿Se ha escuchado a las AMPAS de cara al inicio del nuevo curso escolar?

Es importante escuchar a los padres y a las madres porque seguramente nos van a dar una visión que no nos da ni las instituciones ni el personal docente y me consta que los centros, por lo menos los de Salobreña, han estado todo el verano trabajando duramente para ver de qué manera aplican estos protocolos.

¿Se van a duplicar aulas?

El Ayuntamiento, por supuesto, está dispuesto a ceder todo el espacio que sea necesario si tienen que duplicar aulas pero creo que ese ofrecimiento no sirve de nada si no lleva como complemento reforzar plantillas puesto que si desdoblas una clase en vez de un profesor vas a necesitar dos.

De cara al nuevo curso, ¿qué cuestiones son las que preocupan en estos momentos?

Nos preocupa mucho el transporte escolar, el servicio de comedor, nos preocupa sobremanera qué va a ocurrir con los niños que tienen necesidades especiales, hay centros en nuestra localidad donde el apoyo directamente se ha eliminado este curso, por lo que esa atención que esos niños necesitan especializada y muy puntual no sabemos por el momento cómo se va a prestar. Los centros no tienen una respuesta clara y contundente de la administración de la Junta de Andalucía.

Según usted, ¿el sistema educativo saldrá fortalecido o debilitado tras la pandemia?

Habrá que ir viendo, es verdad que estamos en un escenario que todos desconocemos, aunque tenemos las experiencias de otros países e incluso de otras comunidades que ya han iniciado el curso escolar y habrá que aprender de aquellos errores que cometen otros para no repetirlos nosotros pero salvando las distancias. No podemos, por ejemplo, compararnos con países de Europa que no han tenido problema cuando se han ido al confinamiento como para tener clases no presenciales porque es un método que ya estaba establecido. Esto también está sirviendo para poner de manifiesto las deficiencias y las carencias de un sistema educativo que necesita forzosamente evolucionar. No tiene sentido que con las tecnologías que hoy día tenemos que a estas alturas sea difícil en una universidad o en un centro de Primaria implantar, en un momento puntual, porque no es el modelo idóneo de la educación, pero en un momento puntual ante esta necesidad, implantar al cien por cien un clase no presencial. Eso ocurre en otros países pero cuando no estamos preparados en el nuestro lo único que sucede es que se ponen de manifiesto esas carencias.

Yo solo espero que la lección que estamos aprendiendo en el verano es que hemos perdido un tiempo precioso para prepararnos para la apertura al colegio más lo que aprendimos de esas deficiencias, esas vergüenzas que se nos pueden estar viendo, nos sirvan de lección para que en el futuro planteemos nuestro aprendizaje, nuestra evolución, nuestra mejora y, sobre todo, nuestro esfuerzo económico en las administraciones en esta mejora lo hagamos con tiempo suficiente y con una visión de futuro mayor de la que hasta ahora estamos teniendo, que es la forma en la que al final nos equipararemos a otros países de Europa. Dicho esto, no quiero que se piense que yo tengo una mala percepción de nuestro sistema educativo porque nada más lejos. Creo que, al igual que ocurre en la sanidad, contamos con profesionales de mucha calidad y con una educación pública y gratuita y con acceso libre a todo el mundo pero que tiene que tener un poco más de ambición e ir mejorando para que nuestros niños y niñas, que son quienes al final tienen en el futuro que tomar las riendas de este país, estén en las mejores condiciones de preparación, de competitividad y de formación.

Deja un comentario

Archivado bajo Entrevista, Salobreña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .