La Junta inicia la recuperación de la necrópolis de Puente de Noy

Cultura prepara los expedientes para la incoación como BIC de los yacimientos de Montevelilla y Puente de Noy

ALMUÑÉCAR. La falta de cobertura de la mayor parte del yacimiento fenicio-cartaginés pone en peligro la conservación de los restos arqueológicos -señalan desde el Ayuntamiento.

  • Hace más de 30 años se colocaron toldos como solución provisional para la defensa de las tumbas excavadas sobre tierra. Las lonas se rompieron hace tiempo y la estructura está deteriorada por el tiempo.
  • La inclemencia del tiempo aceleró el deterioro del complejo arqueológico que data de los siglos VIII y VII antes de Cristo.

Desde la Concejalía de Cultura se han iniciado los trámites para incluir el Puente de Noy dentro del catálogo de Bienes de Interés Cultural de la Junta y la delegación de Cultura ha dado comienzo a las primeras acciones que evitar que la necrópolis se pierda – según ha informado el concejal de Cultura, Alberto García Gilabert.

Un grupo de expertos arqueólogos y arquitectos, dirigidos por José Eloy Martínez, arquitecto de la Delegación, elaboran un estudio fotométrico en tres dimensiones para tener constancia real de la situación en la que se encuentra el Puente de Noy. Además, un análisis determinará las lesiones de los perfiles del terreno y su gravedad.

La investigación se desarrollará en dos fases: el levantamiento en tres dimensiones y la evaluación de su estado, empezó en octubre y concluirá a finales de año. Los resultados estarán antes de 2020 sobre la mesa de la Comisión de Patrimonio que, en base a las conclusiones, decidirá cuál será la mejor opción para salvaguardar el yacimiento. Lo que sí se contempla es el arreglo de los daños. El total de la inversión y los plazos de ejecución se determinarán tras el estudio el informe.

“Hace casi treinta años se hizo una cubierta provisional de lona que ha cedido al paso del tiempo. En las tumbas ha entrado agua, viento, la maleza ha crecido y el Ayuntamiento hace lo que puede para mantenerlo. El yacimiento está sufriendo un deterioro continuo. Estamos estudiando qué salida se da para ponerlo en valor”, ha manifestado José Eloy Martínez.

“La situación del terreno perjudica la actuación y la conservación. Son cerca de 200 tumbas abiertas en una ladera. Queremos buscar soluciones permanentes que frenen el deterioro del yacimiento. La cubierta no ha funcionado y se valora cuál es la mejor opción para cubrirlo”, añade el arquitecto de la Delegación.

“El Puente de Noy tiene un perfil arqueológico que arrastra un lastre por su composición. Se meteoriza con el contacto de la atmósfera y los agentes externos. Es decir, se desprende. La cantidad de estratos que presenta el suelo hace que tienda a hundirse y la Junta analiza cómo evitarlo”, señala Eloy Martínez.

Desde el área del Cultura del Ayuntamiento de Almuñécar señalan que pronto Almuñécar “presumirá” de otro de sus restos arqueológicos. Desde la Concejalía de Cultura manifiestan que sacarán a relucir los 23 BIC y 55 bienes arqueológicos y que se elaborará una nueva ruta, que junto al legado romano y las cuevas del barrio de San Miguel, será un gran reclamo para los visitantes.

Deja un comentario

Archivado bajo Almuñécar, Patrimonio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .