“HONOR”, por Manuel Alonso

Cadetes B de la 'Juve'.jpg

ALMUÑÉCAR. Crónica de Manuel Alonso del partido disputado por los Cadetes B de la “Juve” frente a los de Dúrcal.

– Manu, solo estamos nueve cadetes para el partido del sábado.
– Vale.
– De esos nueve tenemos al portero lesionado.
– Venga, no es para tanto ¿Qué más?
– Por la imposibilidad de los horarios no podemos convocar a los Infantiles del A.
– Perfecto ¿Más cosas?
– Nos ceden a dos jugadores del Infantil B, pero uno es portero y tendrá que actuar de jugador de campo contra defensas que le sacan tres cabezas.
– Bueno, no es el fin del mundo ¿Te queda por decirme algo?
– El transporte, tenemos otro problemilla, como es puente y tal…
– ¡Buah! Eso son detalles sin importancia.
– No te guardes nada ¿Te queda algo por decirme en esta bonita mañana de sábado?
– Eh… “Sip” los locales, aunque habitualmente juegan de verde, en esta ocasión van de rojo y nosotros no llevamos segunda equipación…
– Para eso Dios creó los petos. Tranquilo.

Esta conversación, fue real y me vale de introducción para intentar explicar que en el fútbol, y en la vida, todo puede mirarse desde varios puntos de vista. La heterogeneidad del intervalo imprime un calado que depende de cada uno para situar más arriba o más abajo aquello que va sucediendo. Por eso mismo, habrá quien le reste importancia, y también los habrá que valoren en su justa medida lo que los Cadetes B de la “Juve” hicieron el sábado pasado en el Estadio Municipal del Dúrcal.

En la tercera jornada de Liga regular, estos Cadetes jugaban a domicilio (Dúrcal) y más allá del resultado, consiguieron emocionar a todo el público asistente, al equipo local y hasta al árbitro.

Jugadores como Edu, que aguantó los 90 minutos en el medio campo recibiendo “ofrendas” hasta en el DNI (y ni una sola queja al árbitro) Jordi, lesionado toda la segunda parte, no paró de sacrificarse por el equipo y en sus botas tuvo el 1-1 justo antes del descanso. Juan Carlos no paró de luchar durante todo el encuentro hasta que cayó mareado. Borja, sacrificado en la banda, se ha ganado la titularidad ahí para siempre mientras yo siga entrenando. Marcos, cojo, realizó cinco intervenciones que desesperaron a un rival que tenía hasta seis cambios en el banquillo por ninguno de los Sexitanos. Alex y Javi acabaron con 10 km en las piernas. Los dos infantiles (Hugo y Sergio) tuvieron que pelear sin miedo con cuatro defensas que le triplicaban en cuerpo. Y Javi B. que en el minuto 83 (y con 2-0 en el marcador) fue víctima de una entrada de roja que el árbitro consideró amarilla, se vio obligado a dejar el terreno de juego, pidiendo perdón por haberse lesionado. Sin la posibilidad de cambios, con 10 jugadores y sin el líder en la defensa, el equipo recibió el tercer gol, y en el descuento el cuarto con el que finalizó el encuentro.

Un error común es ver los partidos buscando pruebas que confirmen lo que previamente pensábamos. Y contra ese prejuicio nos debemos revelar siempre. Los que pensaron que lo de la semana anterior (asumo toda la responsabilidad) se podía repetir, se equivocaron.

Lo dicho, “Honor” para estos Cadetes que contra las circunstancias, contra el rival y a pesar del resultado adverso, salieron vencedores.

Enhorabuena.

Deja un comentario

Archivado bajo Almuñécar, Deportes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.