Senderistas homenajean en Salobreña a supervivientes de la ‘Desbandá’

senderistas-homenajean-en-salobrena-a-supervivientes-de-la-desbanda

SALOBREÑA. Más de 200 personas han caminado desde Almuñécar en la quinta etapa de la Marcha organizada por la Federación andaluza de Montañismo, que partió desde Málaga y concluirá en Almería realizando el mismo camino que los protagonistas de aquel trágico suceso ocurrido en 1937.

La desembocadura del Guadalfeo en Salobreña ha sido escenario del homenaje que la Federación de Montañismo de Andalucía ha rendido este sábado a supervivientes de la Desbandá, cuando se cumplen 80 años de aquel trágico episodio de la Guerra Civil que supuso la muerte de miles de civiles cuando huían por la carretera desde Málaga hasta Almería huyendo de las tropas franquistas mientras estas los perseguían por tierra, mar y aire disparando indiscriminadamente.

La I Marcha senderista por la Desbandá recorre ese mismo camino que 80 años atrás hicieron mujeres, niños y ancianos que decidieron salir de su tierra ante las soflamas del general golpista Queipo de Llano, quien a través de Radio Sevilla amenazaba con matar, violar y saquear. Once etapas conforman esta Marcha, en la que se han inscrito más de 400 personas, donde 60 participan todos los días incluyendo 15 miembros de la organización. En la de este sábado, que ha sido la quinta, más de 200 senderistas han caminado entre Almuñécar y Salobreña, a donde han llegado a primeras horas de la tarde para participar en el homenaje a las víctimas y a los supervivientes de aquella barbarie y han sido recibidos entre aplausos por los concentrados en la desembocadura del Guadalfeo, lugar de memoria histórica.

Como anfitriona, la alcaldesa de Salobreña, Mª Eugenia Rufino, a quien acompañaban otros miembros de su equipo de gobierno, dio la bienvenida a los marchadores y agradeció la iniciativa a la Federación de Montañismo. Rufino se sumó a la intención de que esta marcha se convierta en institucional y que “el sendero quede marcado, no sólo en estas fechas, sino en cada momento que cualquier persona quiera realizar este recorrido”. Y añadió que los pasos que se están dando son una forma de luchar contra el olvido. La primera edil salobreñera señaló además que “estamos en un momento en el que la mayoría de instituciones se están mostrado sensibles hacia esta causa”, pero otras siguen insistiendo en que aquello fue un lance más de la guerra. “Por eso es necesario que vayamos juntos y no abrir de nuevo la brecha de las dos Españas”.

En el acto estuvieron presentes representantes de asociaciones memorialistas y los ayuntamientos de Motril y Castell, así como de la Diputación Provincial. En nombre de esta última, la diputada de Deportes, Purificación López, en nombre del presidente dio las gracias a los organizadores y a quienes luchan porque no se olvide “uno de los episodios más terroríficos de nuestra guerra civil”. Y a los presentes les trasladó el orgullo de participar en este acto. “Ustedes son un ejemplo de solidaridad”, concluyó.

En nombre de la ‘Verdad, Justicia y Reparación’, Francisco Vigueras calificó de admirable la contribución de la Federación Andaluza de Montañismo y recordó que la asociación de la que forma parte lleva trabajando desde hace 15 años para dar justicia y reparación a las víctimas de la Desbandá.

“Estamos ante un crimen de guerra cometido contra población civil e indefensa”, manifestó Vigueras, quien comparó a la marea humana compuesta por más 150.000 personas que salieron de Málaga con los refugiados que hoy huyen de Siria. Muchos de ellos murieron tiroteados por las fuerzas golpistas y sus aliados y otros murieron arrastrados por la corriente del río Guadalfeo, que por aquellos días venía muy crecido. Vigueras responsabilizó al general golpista Queipo de Llano de la masacre con sus soflamas a través de la radio “y sin embargo está enterrado con todos los honores en la Basílica de la Macarena, frente al Parlamento de Andalucía, mientras sus víctimas permanecen en fosas comunes y cunetas ”. El dirigente memorialista aprovechó para pedir la retirada de todos los símbolos franquistas de calles y plazas.

En nombre de la Federación andaluza de montañismo, Julio Perea señaló que ls 200 personas que han marchado hasta Salobreña representan a los miles de montañeros andaluces, en cuyos principios, además de la vida saludable, está “defender la libertad y la democracia”. Perea puso a disposición de las ayuntamientos los datos del recorrido para que éste se convierta en “sendero permanente de la memoria” y concluyó pregonando “sí al senderismo, no al sedentarismo, sí a la paz, no a la guerra, sí a la libertad y a la democracia”.

Antonia Haro, Angelita, tenía un año cuando sus padres la sacaron de Málaga junto a sus tres hermanos. Su madre, que la llevaba en brazos, resultó alcanzada por la metralla enemiga y confió a la niña a una vecina para que la dejara a unos familiares en Torrenueva, pero ésta tomó otro camino y Angelita acabó siendo acogida por una familia de Castell. Ya adolescente, por información de una vecina conoció que su familia podía estar en Málaga y allí se encaminó con el vestido y la medalla que llevaba durante la marcha. Un lunar convenció a su madre de que ella era su hija. Tras el relato de la historia, que contó su hija, Antonia Haro agradeció a los organizadores porque “algo que estaba dormido lo habéis despertado”.

Antonio Martínez Maldonado rememoró la odisea de su esposa, otra de las supervivientes de la Desbandá, mientras Salvador Carrasco, de 88 años, contó desde su silla de ruedas que lo recordaba todo, pero que no había hablado de ello hasta ahora porque así se lo había hecho prometer su madre. El se perdió cruzando el Guadalfeo y siguió solo hasta Almería, donde lo encontró su padre y la familia partió en barca a Cataluña. “Lo tengo todo escrito y esta es la primera vez que lo cuento porque le prometí a mi madre que no hablaría, pero no que no escribiría”, dijo en un gesto simpático que aplaudió el público presente.

Tras compartir sus recuerdos con los presentes, los tres supervivientes recibieron flores y una placa conmemorativa por parte de la Federación de montañismo, que también entregó otras a los representantes de las instituciones presentes en el acto Guadalfeo. Finalmente se repartieron claveles rojos que los presentes arrojaron al Guadalfeo en memoria de las víctimas de la Desbandá.

Los participantes en la marcha fueron también recibidos en Motril, desde donde tras hacer noche partirán hacia Castell de Ferro. Allí les espera la alcaldesa, que les obsequiará este domingo con una chocolatada.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Eventos, Salobreña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.