Los trabajadores se opondrán ‘con uñas y dientes’ a la disolución de LIMDECO

El comité de empresa de LIMDECO llega a un acuerdo con el Ayto.

MOTRIL. El Ministerio de Hacienda y Administracines Públicas insta al Ayto. de Motril a disolver LIMDECO, a lo que los trabajadores se opondrán ‘con uñas y dientes’.


Comunicado Secciones Sindicales CCOO, UGT, CSI-F, y CGT

__

Teniendo conocimiento de la carta remitida al Ayuntamiento de Motril por parte del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas en la que se insta al consistorio a disolver LIMDECO en el plazo de 15 días. Los trabajadores emplearemos todas las herramientas que estén en nuestras manos para garantizar la continuidad de esta empresa pública, todos los puestos de trabajo, y los ya mermados derechos de los trabajadores recogidos en Convenio Colectivo.

Desde estas Secciones Sindicales no se contempla la disolución de LIMDECO, pues teniendo conocimiento del informe remitido por el Servicio de Intervención Municipal a instancia del Presidente del Consejo de Administración en contestación a la carta del Ministerio, compartimos y entendemos que no concurre ninguna de las dos causas alegadas para su disolución. No existe desequilibrio presupuestario alguno, pues gracias a los esfuerzos de todos, el ejercicio 2015 se cerró en equilibrio Presupuestario. Así mismo, el otro motivo alegado por el Ministerio para su disolución, la deuda contraída con Seguridad Social esta fraccionada, se están realizando los pagos conforme a lo acordado y no es motivo de disolución según la normativa Europea.

Además, entendemos desde las Secciones Sindicales firmantes que las consecuencias de la futura disolución a instancias del Ministerio, y la posterior privatización de LIMDECO, podrían ser irremediables para trabajadores y ciudadanos que a la postre, serian los únicos que pagasen las consecuencias. No olvidemos, que disolver y privatizar LIMDECO seria, tener que hacer frente a la deuda actual de más de 6 millones de euros, y a un Convenio Provincial del Sector ( alrededor de 8 millones más) al que renunciaron en el 2014 los trabajadores en un acto de responsabilidad y en post del carácter público de la Empresa.

Queremos hacer un llamamiento urgente a todas las partes para abordar esta misma semana una situación de incertidumbre que se prolonga desde hace más de 10 años, y se lleva agravando desde el año 2008 fruto de las decisiones de las distintas corporaciones municipales.

Desde las estas Secciones Sindicales deseamos empezar aclarando que la situación a la que hace referencia el Ministerio, y por la cual, insta a su disolución, no es real, pero si lo fuese, y así se demostrase, se basa exclusivamente en motivos económicos, y por tanto, y de confirmarse, deseamos informar a los ciudadanos de que: “los trabajadores de esta empresa, nunca han tenido la posibilidad de decidir sobre los ingresos y los gastos que han aprobado los Administradores, por tanto, no tenemos responsabilidad alguna en la actual situación, y no vamos a permitir bajo ningún concepto, que seamos los trabajadores los que paguemos los platos rotos”. Por tanto, los únicos responsables de esta hipotética situación, serian son los Administradores (Corporaciones Municipales), y aquellos en los que han confiado los Administradores para gestionar esta Empresa.

No vamos a permitir la disolución de esta empresa, básicamente porque las consecuencias serian nefastas para todos, y sobre todo para los ciudadanos que verían una vez más como se entrega al sector privado un servicio básico y esencial para la ciudadanía. No vamos a permitir que se continúen recortando derechos con la tan manida escusa de la crisis. No vamos a permitir que se repita lo que ya sucedió con servicios similares como el Agua, no vamos a permitir que se grave a los ciudadanos por la inoperancia o ineptitud de Administradores y Gestores.

No vamos a permitir que paguemos siempre los mismos, viendo cómo se van de “rositas” los de siempre, y para ello, vamos a utilizar todas las herramientas que estén en nuestras manos. Ahora bien, aprovechando esta coyuntura, quizás deberíamos plantear si esta hipotética situación de desequilibrio económico a la que alude el Ministerio para disolver LIMDECO, es un Plan orquestado, o una situación fruto de la torpeza e inoperancia de Gestores y Administradores Públicos. Quizás, antes de anunciar la disolución de LIMDECO, deberían explicarnos los motivos por los que LIMDECO ha llegado a esta supuesta situación de desequilibrio financiero, y alguien debería responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Dónde está el 1,7 millones de euros que devolvió el Ministerio de Hacienda a LIMDECO en concepto de IVA?
  • ¿Por qué el Ayuntamiento de Motril aprueba sucesivamente presupuestos en LIMDECO 2 millones por debajo de los costes reales del servicio?
  • ¿Por qué motivos ni siquiera se transfería a LIMDECO lo aprobado por el Pleno Municipal?
  • ¿Por que cuando se insta la fase voluntaria del concurso de acreedores, no se le remite la documentación al juzgado hasta en 5 ocasiones? ¿Qué se ocultaba?
  • ¿Por qué motivo se continúa durante más de 7 años con un modelo de gestión que ha arrojado balances económicos negativos record, y una manifiesta pérdida en la calidad en el servicio?
  • ¿Qué medidas se tomaron cuando un Gerente detecta que existe personal sin funciones, y que algunos gastos no se justificaban?
  • ¿Por qué permiten que un cargo de Alta Dirección cobrara durante años una cantidad superior a la acordada por el Consejo de Administración?
  • ¿Por qué en esta situación, se siguen repartiendo 100.000€ anuales en sobresueldos fuera de Convenio Colectivo?

Si el actual equipo de Gobierno tiene indicios de que esta empresa ha sido descapitalizada por anteriores corporaciones, y nos consta que los tiene, ¿por qué no lo ha puesto en conocimiento de la Justicia?

Por acción u omisión, y con distinto grado de responsabilidad, el devenir en los últimos años de LIMDECO es fruto de las decisiones de los Administradores, o lo que es lo mismo, de los distintos equipos de Gobierno. A nuestro parecer, estos Administradores, han utilizado esta Empresa como un “Banco Malo” al que le han inyectado los activos tóxicos del Ayuntamiento (su deuda con proveedores, Seguridad Social…) para evitar así la intervención del mismo por el Gobierno Central.

Por tanto, y partiendo de que el año 2015, LIMDECO cerró en equilibrio presupuestario, para espantar el fantasma de la disolución, bastaría con que el Ayuntamiento reconociese que la deuda actual de LIMDECO, es realmente del propio Ayuntamiento.

A la espera del estudio de la documentación solicitada por este Comité el pasado 4 de agosto, y a falta de confirmación, podemos intuir que si los Administradores de LIMDECO, o lo que es lo mismo, si los distintos equipos de Gobierno, hubiesen hecho bien su trabajo, esta empresa, no estaría en la actual situación.

Estamos convencidos que el modelo de empresa pública no solo es válido, sino que es el mejor, y así se demostró en los inicios de esta empresa, y apostamos por mantener este modelo público de gestión.

Recogiendo el guante lanzado por la Secretaria local del Partido Popular y la preocupación manifestada por el Concejal de Economía y Hacienda y Presidente del Consejo de Administración en la reunión mantenida con el Comité de LIMDECO el pasado 4 de Agosto, instamos a todas las partes a reunirnos urgentemente con un triple objetivo:

  • Que el equipo de Gobierno conjuntamente con la oposición, y básicamente con el Partido Popular que controla el Ministerio, realicen las acciones correspondientes al objeto de demostrar a nivel ministerial que no concurre causa alguna para la disolución de LIMDECO
  • Confeccionar un Plan económico-financiero que certifique la continuidad de la Empresa pública y garantice un servicio de calidad a todos los Motrileños.
  • Identificar los motivos que nos han llevado a esta situación con el compromiso de depurar responsabilidades en el caso de que se detecte alguna irregularidad.

Los trabajadores quedamos emplazados a la primera semana de septiembre, para valorar la existencia o no de un Plan que garantice la continuidad de LIMDECO como empresa pública, todos los puestos de trabajo y los derechos de los trabajadores. En el supuesto de que a la fecha de la Asamblea no se acordase Plan alguno, los trabajadores deberán decidir qué medidas adoptaran para garantizar la elaboración de dicho Plan.

Deja un comentario

Archivado bajo Admon., Motril, Sindicatos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .