Almuñécar prepara la X Expo Bonsái con más de un centenar de variedades

Almuñécar prepara la X Expo Bonsái con más de un centenar de variedadesALMUÑÉCAR. Se ultiman en estos días los preparativos para la celebración del X Expo Bonsái de Almuñécar que se celebra a partir de este jueves y hasta el domingo en la sala de exposiciones de la Casa de la Cultura sexitana, según informaba José Antonio Joya, responsable del Museo del Bonsái y de ésta Expo Bonsái.

Joya avanzaba que el acto inaugural oficial de la Expo está previsto a partir de las 17,.30 horas. El viernes habrá un recorrido explicativo de todos los ejemplares que se presentan esta edición en la muestra.

El sábado, por la mañana y por la tarde, habrá una demostración del joven talento Antonio José Jerónimo Castillo que trabajará un ejemplar de 120 años de pino silvestre. El domingo se llevara a cabo una demostración, conjunta de los socios al público, con distintos ejemplares durante la mañana. La entrega de diplomas y clausura de la Expo esta prevista a las 14 horas del domingo.

Las horas de visita de esta Expo serán por la mañana de 10.30 a 14 horas y, por la tarde, de 17 a 21.30 horas.

Origen del Bonsái

El arte del bonsái se originó en China hace unos dos mil años, como objeto de culto para los monjes taoístas. Para ellos era símbolo de eternidad, el árbol representaba un puente entre lo divino y lo humano, el cielo y la tierra.

Durante siglos la posesión y el cuidado de los bonsáis estuvo ligado a los nobles y a las personas de la alta sociedad. Según la tradición, aquellos que podían conservar un árbol en maceta tenían asegurada la eternidad. Así fue como los monjes disponían los árboles pequeños en vasijas a lo largo de las escaleras de los templos y hasta eran fuente de culto.

Sugata-ishi (Suiseki con forma humana). Complemento utilizado en las exposiciones de bonsái.

En el sur de China, este arte consistía en transmitir todas las características de un árbol desarrollado en la naturaleza a un árbol pequeño cultivado en maceta. Se buscaba reproducir estos árboles según los existentes en las altas montañas por lo cual utilizaban sólo especies que existían en los montes y que ya poseían formas especiales en su intensa lucha contra las adversidades climáticas.

Fue llevado a Japón hace unos 800 años, donde se perfeccionó y evolucionó al arte actual. Desafortunadamente, muchos de los especímenes más antiguos desaparecieron durante la segunda guerra mundial.

Un bonsái no es una planta genéticamente empequeñecida. Se mantiene pequeña dándole forma, podando el tronco, las hojas y las raíces cada cierto tiempo, dependiendo de la especie. Si se cultiva adecuadamente, sobrevivirá el mismo tiempo que un árbol normal de la misma especie, pero si se hace de forma incorrecta, probablemente morirá.

En general, cualquier especie arbórea o arbustiva puede ser cultivada como bonsái, pero las más apreciadas por los aficionados son aquellas que poseen las hojas pequeñas de forma natural y además son resistentes al cultivo en maceta, como por ejemplo, las especies de los géneros: Acer (arce), Pinus (pino silvestre), Ulmus (olmo), Rhododendron (azalea), Ficus (higuera), Olea (olivo), Juniperus (enebro), etc.

Un bonsái suele exponerse en un tokonoma acompañado de un cartel (kakemono) y una planta de acento (shitakusa) o un suiseki (piedra-paisaje japonesa), aunque en este caso lo apropiado sería denominar a esta piedra como tenseki, ya que sólo se trata de piedras que representan la estación del año (invierno, primavera, verano u otoño) con relación al bonsái y no necesariamente tienen las características propias de un suiseki.

JARDÍN-MUSEO DEL BONSÁI ALMUÑECAR

Situado en la Avenida de Andalucía y con una superficie de 2000 metros cuadrados. Con sus más de 200 ejemplares expuestos es el más importante de Andalucía y de los mejores de España.

Se crea con el propósito de promover y dar a conocer la cultura japonesa del bonsái y fomentar el amor a los árboles y a la naturaleza, mostrando un gran número de especies, tanto asiáticas, europeas, autóctonas de la provincia y de la Costa Mediterránea.

El museo muestra un pedacito de Japón y su cultura. El visitante encontrará antiguas y bellas linternas de jardín, el estanque de las carpas sagradas, el seco jardín Zen y el floral jardín húmedo, exóticas fuentes budistas, árboles centenarios, las bellas puertas toro y todo ello en un marco de paz y serenidad dentro del Jardín Andaluz.

Deja un comentario

Archivado bajo Eventos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .